Además de contar con un tratamiento adecuado, durante la Depresión Posparto, la Ansiedad o Depresión, hacer ejercicio, yoga o meditar es una de las principales recomendaciones.

 

Pero, ¿por qué es tan difícil hacer ejercicio en estos momentos?

 

  • NO tengo tiempo: Cuando una persona está triste, angustiada, asustada, preocupada, frustrada o desesperada, suele ser complicado encontrar el tiempo, la energía y la motivación necesaria incluso para comer o bañarse. Algo que te puede ayudar a comenzar, es salir a caminar 10 o 15 minutos, o iniciar a hacer movimientos (como subir o bajar las escaleras) cuando estás haciendo otra actividad (como cuando estás hablando por teléfono)

 

  • NO tengo con quien dejar a mi bebé: puedes salir a caminar y llevar a tu hijo(a) en la carriola o en un rebozo, y si tienes la opción, buscar clases de acondicionamiento físico/yoga mamá-bebé

 

  • Estoy muy cansada: intenta hacer un poco de ejercicio en el momento del día en que tengas más energía o te sientas más tranquila. Para algunas mujeres puede ser por la mañana, porque es una de las primeras actividades, para otras, puede ser por la tarde, cuando ya terminaron todos los pendientes

 

  • NO tengo dinero: si no puedes pagar un gimnasio, puedes entonces comprar o bajar de internet un video de ejercicio, yoga o que te guíe para meditar. También puedes algunas veces, caminar en lugar de utilizar el transporte público o el coche. En algunas delegaciones o instituciones, hay clases a bajo costo

 

  • NO me gusta mi cuerpo posparto: comienza a utilizar ropa holgada o a hacer ejercicio en tu casa o en clases para mujeres únicamente. Esto te ayudará a estar más tranquila y a tener confianza en ti misma, y posteriormente, lograrás retomar tus actividades/ejercicio cotidianos

 

  • NO me gusta hacer ejercicio: busca actividades divertidas (salir a pasear a tu mascota, clase de baile, andar en bicicleta, caminar en la naturaleza), trata de ejercitarte con un amiga o alguien que te acompañe, o recompénsate cuando hayas terminado una sesión (una comida, ir al salón de belleza, comprar un libro, etc.)

 

CUALQUIER actividad física que hagas, te ayudará a liberar endorfinas, y esto a su vez, fomentará que estés más tranquila, relajada y con más energía.

 

 

http://www.ppda.ca/pmda-blog/reasonswhypostpartumwomendon’texerciseandhowtoovercomethem

Vistas: 157

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Renata Rodriguez el julio 22, 2014 a las 10:39pm

Cierto,Erica, mis síntomas fueron leves. Madres...no duden en pedir ayuda, no son raras ni están defectuosas o loquitas. Nos pega más o menos fuerte... pero a todas nos contunde.

Comentario de Erica Medina Serdán el julio 22, 2014 a las 8:45pm

Querida Renata, antes que nada, muchas gracias por haber compartido tu historia, así como por tus palabras. Como bien dices, cuando la nueva madre se enfrenta al cansancio, al estrés, al Baby Blues (o Tristeza Posparto) en incluso en casos leves de Depresión Posparto, tener herramientas como hacer yoga, meditar, hacer otro tipo de ejercicio, ayuda en gran medida, hace que la mujer se sienta tranquila y en equilibrio.

Cuando hay síntomas más serios en la DPP, se puede combinar con apoyo emocional, y en algunos casos, con medicamentos alternativos y tradicionales.

En todo momento, es indispensable el apoyo y comprensión de la pareja (si está presente), así como de las personas cercanas a la mujer. Tratar de entenderla y apoyarla, sin emitir juicios de valor o críticas.

Te admiro por ser una mujer fuerte, valiente, madura y en contacto consigo misma. Un fuerte abrazo

Comentario de Renata Rodriguez el julio 22, 2014 a las 8:33pm

Erica: me parece estupendo tu post. Me pongo palomita en todos los pretextos. Creo que en mucho, como todo tema de salud, la prevención hace la diferencia.  Cuando yo me supe por primera vez embarazada me clavé en la literatura y busqué un curso psicoprofiláctico. Tuve la suerte de caer en manos de una maestra de yoga. Nunca pensé que mis partos fueran sin anestesia (soy bien cobarde). Con todo lo logré. Cuando me atacó el stress, la depre post parto, etc.... ya tenía esa herramienta de relajación, de meditación para buscar "mi lugar" y apaciguarme, soltar, descansar aunque no conciliara el sueño... incluso: aguantar la adrenalina de una criatura torturada por los cólicos sin volverme loca. A quienes ya se les hizo bolas el engrudo, tomen el consejo de Erica en serio; los beneficios son incontables. Quienes van para allá, echen sus barbas a remojar y busquen ese espacio interno desde antes del cataclismo.

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2021   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio