Si no soy yo, ¿quién? Si no es ahora ¿Cuándo?

Se dice reiteradamente que el proceso electoral 2021 es el más grande de la historia. Y sin duda lo es: la cantidad de cargos que están en disputa en una elección concurrente en la que participa un importante número de personas a través de candidaturas que serán puestas a consideración de un padrón electoral sin precedentes en la historia democrática del país, así lo indica.

 

Pero lo que está en juego no solo es la renovación de presidencias municipales, diputaciones locales, gubernaturas y diputaciones federales, sino el equilibrio de poder en una nación que se precia de ser democrática, pero que deberá demostrarlo en éste que es el primer gran proceso electoral luego del cambio de giro vivido en el 2018.

 

El ejercicio de poder que será puesto a prueba no solo alude a los partidos que gobiernan y a sus mayorías, sino a la forma en como este poder está representado. Y es que si bien el de 2021 no es el primer proceso en el que se aplica el principio de paridad, sí lo es con la Paridad en Todo y además, también es el primero con el nuevo marco legal en materia de violencia política contra las mujeres en razón de género.

 

Por ello es que hay que poner especial atención en quiénes son las y los candidatos que aspiran a obtener nuestro voto y con ello, el pase a un espacio de representación pública.

 

Hace semana y media iniciaron oficialmente las campañas y las primeras en el calendario electoral son las relativas a las diputaciones federales en todo el territorio nacional. Utilizando la información que aporta la plataforma candidaturas.ine.mx hice un análisis de los datos de quienes tienen una candidatura por el principio de mayoría relativa, cuyos resultados aquí les comparto.

 

De los 20 distritos federales que integran al estado de Veracruz, en la totalidad de éstos los tres partidos que integran la alianza “Va por México” van unidos –PRI, PAN y PRD-, mientras que la alianza “Juntos Haremos Historia” está presente en 14 distritos y en los seis restantes los partidos que la integran -Morena, PT y PVEM– van de forma independiente. Por su parte, el partido Movimiento Ciudadano se presenta sin alianzas en todos los distritos, al igual que los partidos Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México como lo establece la ley electoral para el caso de los partidos de reciente creación.

 

En total hay 131 candidatos y candidatas, 72 son mujeres y 59 hombres, llamando la atención que en siete distritos (Pánuco, Veracruz, Papantla, Martínez de la Torre, Veracruz, Córdoba y Cosoleacaque) hay más mujeres que hombres participando. Mención especial merece el caso de Zongolica, en donde todas las candidatas son mujeres.

 

Si cruzamos variables, encontramos un análisis por demás valioso. Los partidos Morena, del Trabajo y Movimiento Ciudadano, así como la alianza “Va por México” tienen exactamente la misma cantidad de mujeres que de hombres en sus candidaturas, mencionando que en el caso de los dos últimos tienen presencia en la totalidad de los distritos.

 

El partido Fuerza por México y la alianza “Juntos Haremos Historia” tienen más mujeres que hombres mientras que el Partido Verde Ecologista de México lleva cinco de seis mujeres como candidatas; solo Redes Sociales Progresistas y Encuentro Solidario tienen menos mujeres que hombres (en ambos partidos la diferencia es de una candidatura).

 

Es muy interesante revisar el desglose por edad de quienes aspiran a llegar a la Cámara de Diputados, cuyo promedio es de 48 años, siendo que en Poza Rica está el candidato de mayor edad (79 años) y en Coatzacoalcos estaba el más joven (22 años), pero dado que renunció a su candidatura ante señalamientos de intento de violación y abuso de mujeres, la persona más joven que ostenta una candidatura a una diputación federal por mayoría en Veracruz es de Papantla.

 

Por cierto, en la página del INE no se ha realizado el cambio en el nombre de quien sustituirá en Coatzacoalcos a ese ex candidato tras su renuncia.

 

Analizando el promedio de edad por partido, encontramos que Encuentro Solidario es el que tiene a las personas más jóvenes, con un promedio de 41 años, mientras que la alianza “Juntos Haremos Historia” tiene las candidaturas de mayor edad, con un promedio de 64 años, lo que indica claramente que las juventudes no están representadas de manera significativa entre quienes tienen una candidatura a las Diputaciones Federales en Veracruz en este proceso electoral.

 

Cabe mencionar que en la base de datos referida no se especifican otras interseccionalidades de las personas con candidaturas, por lo que no se puede establecer quiénes y cuántas pertenecen a grupos indígenas y con otras identidades sexuales.

 

A partir de esa información disponible es posible comenzar a definir quiénes son aquellos y aquellas que aspiran a representarnos, de quienes solo el 9.16 por ciento cuentan con una experiencia legislativa previa. De las y los demás poco sabemos, ya que es una lástima que los datos de esta plataforma que la autoridad electoral federal brinda no estén actualizados, demostrando el desdén de los partidos por aportar toda la información que es requerida. Sería muy interesante conocer el perfil profesional y laboral de las y los candidatos, pero solo en algunos casos este dato fue aportado.

 

Es fundamental conocer a quienes tienen una candidatura para elegir con cuidado a las personas que nos representarán en la Cámara de Diputados, donde se toman las decisiones que impactan en la calidad de vida de la ciudadanía, en donde se definen los presupuestos para cada acción pública a realizar y donde es imprescindible que haya un contrapeso que equilibre el poder, porque ninguna democracia es posible sin pluralidad.

 

El peso político específico de nuestra entidad se medirá por su representación en la Cámara de Diputados. Y aun cuando este análisis se ha concentrado únicamente en la información relativa a quienes tienen una candidatura de mayoría y no en las de representación proporcional, elegir diputadas y diputados federales es una tarea que exige nuestra mayor responsabilidad ciudadanía.

 

Por lo que respecta a las mujeres que van como candidatas, es cierto que lo que se observa son muchos rostros y nombres que en muy pocos casos son conocidos y reconocidos. Es claro que los partidos no hicieron su trabajo en búsqueda de liderazgos representativos y acabaron inscribiendo de última hora a quienes querían y podían, y no a quienes representaban.

 

También es claro que las mujeres están teniendo muchas dudas e incluso miedo de inscribirse para participar, porque no tienen dinero, no tienen apoyos, no tienen estructura, no tienen conocimiento y sí tienen todas las violencias en contra.

 

Aún con todas esas realidades que enfrentar, la participación de cada una sentará un precedente que transformará la forma de hacer política. Solo haremos camino al andar. La única manera de construir competitividad electoral es participando en campañas como candidatas. Nos hemos graduado en ser parte de los equipos de hombres como candidatos. Hoy escribamos nuestra historia. Hagamos trabajo de tierra y generemos posicionamiento de aire para consolidar nuestra una oferta política.

 

Habrá algunas de quienes hoy son candidatas que quizá no obtengan un triunfo electoral. Que ello no las desaliente. Ninguna trayectoria se basa en haber enfrentado una sola elección, retirándose tras haber perdido. No podemos dar ni medio paso atrás.

 

Luego de más de un siglo de avanzar en este mismo camino, hoy que ya llegamos, no nos vamos.

 

@MónicaMendozaM

Vistas: 160

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Salud y bienestar

Libros para inspirarse

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2021   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio