Revictimización a menores y el uso de su imagen

Usar la imagen de niñas, niños y menores de edad es más común y hasta podría decir normal, les vemos en publicidad, anuncios, campañas políticas y en las notas policiacas.

Este fin de semana llamó mi atención dos casos, primero Mariana y Samuel, quienes desde Nuevo León acogieron en su casa a un menor que se encuentra en el DIF, si bien no cuestionaré desde este espacio la legalidad y proceso de acogida del menor -desconozco el proceso- sí puedo hablar del uso indiscriminado que hacen de la imagen del menor y el segundo, una menor desaparecida y localizada en Aguascalientes.

 

Desde Nuevo León para todo México

Mariana y Samuel es la pareja que gobierna Nuevo León, desde sus redes –sobre todo Mariana- comparte todo, el fin de semana compartió la imagen de un menor que estuvo con ellos, vimos al menor usar atuendos coloridos, portar la playera del tigres, siendo alimentado, cambiándole la ropa, dormido, despertando, jugando, tomando leche, llorando, en un fin de semana los 2.2 millones de seguidores “consumieron” al menor y no sólo las personas seguidoras de Mariana sino también los medios, recuerden ustedes que muchas de las noticias sobre ella salen de sus redes.

¿Qué pasa con toda la información del menor?, sus fotos, videos, los gestos y juegos son ahora su huella digital, sea cual sea el futuro del menor, él ya tiene construida una imagen que le acompañará en su crecimiento. Esta práctica la hacemos todas y todos, revisen sus redes, ¿Cuántas fotos subimos de las y los menores?, ¿somos conscientes del uso de la imagen de los menores y como alimentamos una red?, más allá de hablarles de consentimiento es recordar que las y los menores también son sujetos a derechos y tienen derecho a la intimidad, a su desarrollo, etc.

 

Desaparecida y expuesta

Las redes sociales se han convertido en un canal muy importante para movilizar y viralizar reportes de personas desaparecidas, en un par de horas una foto se llega a compartir más de mil veces sin contar la cantidad de veces que es enviada por canales de WhatsApp y otras plataformas, es la rapidez –y que cada instancia haga su parte- lo que ayuda a que todas las personas regresen.

Hace unos días se movilizó la foto de una menor de 13 años que no era localizada, la foto con su rostro y señas particulares se difundió, días después se avisó que había sido localizada -que todas regresen a casa siempre-.

El problema fue la forma como desde la Fiscalía compartieron la noticia, enviaron a medios un boletín, en el texto se leía el nombre completo de la menor, su domicilio (únicamente mencionaron la colonia), el nombre de la madre y las calles donde fue localizada y una foto que enviaron, la menor se veía de cuerpo completo de pie custodiada por dos elementos de la Policía de investigaciones que estaban de espalda, la menor de frente con cubrebocas, el rostro expuesto, con las manos en la espalda.

Capturas de pantalla de un medio digital de Aguascalientes, las imágenes fueron modificadas para exponer como debería ir la nota sin violentar a la menor.

¿Exponer a la menor de esa forma era necesario?, ¿revictimizar a la menor al exponer su rostro es necesario?, hay una diferencia entre exponer su rostro y datos para localizarla y otra muy distinta a exponer su foto una vez localizada, además les recuerdo: es una menor.

No por ser una persona que se encontraba desaparecida pierde sus derechos, al contrario, deben de resguardarse, su derecho a la intimidad, pero también a la seguridad y sin contar la cantidad de datos que ya están circulando de ella en las redes sociales.

Desde las páginas de los movimientos feministas se eliminan las fotos de la persona desaparecida donde se exponen sus datos y foto, esto de cierta forma ayuda a que no se siga exponiendo y por tanto revictimizando, entonces ¿a qué responde que desde el estado envíen la foto y compartan información personal de la menor?

La menor localizada tiene derechos, debemos agradecer que fue localizada y claro avisar de su localización a las personas que ayudaron compartiendo, pero eso no implica exponerla y vulnerar sus derechos: a la intimidad, seguridad, solo por mencionar algunos.

 

Uso de la imagen de niñas, niños y adolescentes

La ley general de los derechos de las niñas, niños y adolescentes del artículo 76 al 81 nos habla del derecho a la intimidad de las y los menores:

Artículo 76. Niñas, niños y adolescentes tienen derecho a la intimidad personal y familiar, y a la protección de sus datos personales.

Artículo 77. Se considerará violación a la intimidad de niñas, niños o adolescentes cualquier manejo directo de su imagen, nombre, datos personales o referencias que permitan su identificación en los medios de comunicación que cuenten con concesión para prestar el servicio de radiodifusión y telecomunicaciones, así como medios impresos, o en medios electrónicos de los que tenga control el concesionario o medio impreso del que se trate, que menoscabe su honra o reputación, sea contrario a sus derechos o que los ponga en riesgo, conforme al principio de interés superior de la niñez

También considera lo que deben hacer los medios de comunicación al reproducir entrevistas de las y los menores y que los medios también deben de asegurarse “que las imágenes, voz o datos a difundir, no pongan en peligro, de forma individual o colectiva, la vida, integridad, dignidad o vulneren el ejercicio de derechos de niñas, niños y adolescentes, aun cuando se modifiquen, se difuminen o no se especifiquen sus identidades, y evitarán la difusión de imágenes o noticias que propicien o sean tendentes a su discriminación, criminalización o estigmatización, en contravención a las disposiciones aplicables” (art. 80)             

 

Las y los menores, adolescentes, niñas y niños tienen derecho, está bien que queramos compartir con el mundo lo que hacen, dicen, como se ven, es tan normal que lo hagamos, pero, no reflexionamos que exponemos sus vidas y lo toda esta información puede significar para ellas y ellos, imaginen que dentro de diez años sus hijas e hijos se busquen en Internet y aparezcan todas las fotos que publicaron de ellas y ellos siendo menores. Las y los menores no son moneda para tener más followers, para que las y los políticos se vean sensibles, o para que el gobierno diga que sí hace su trabajo, las niñas, niños, adolescentes son personas con derechos y es momento que lo tomemos enserio.

Vistas: 18

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio