¿Por qué nos cuesta tanto hacer cambios?

¿Por qué nos cuesta tanto hacer cambios?
Quizás el simple hecho de pensar en hacer un cambio te pone ansiosa y te da miedo.
Tal vez empiezas a hacer cambios pero no logras mantenerlos.
A veces nuestro miedo más profundo no es que vayamos a fallar, si no, el temor a averiguar quién y cómo seremos cuando dejemos de ponernos excusas.
El tema es que a nuestro cerebro no le gustan los cambios. Su mayor preocupación es mantenernos a salvo.
Y un cambio significa que puede haber algún peligro.
Además, es un proceso incómodo.
Pero déjame decirte algo, la moneda para pagar los resultados que buscas a largo plazo es la de sentirte incómoda temporalmente.
Este es un momento en el que podemos decidir que vamos a soportar sentirnos incómodas, o abandonar y volver al punto de inicio.
Lo que suele pasar es que abandonamos a mitad de camino.
¿Estás dispuesta a sentirte incómoda sólo por un período para lograr mantener los cambios que quieres?

Vistas: 34

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio