Cuando llegué a la oficina para sentarme a redactar me encontré con esta página que se llama UPSOCL en donde postean fotos y videos para crear conciencia sobre diversos temas.
El de hoy era un video en el que varios artistas de Hollywood hablan sobre la dificultad que tienen millones de niñas alrededor del mundo para obtener educación.
En la campaña denominada #LetGirlsLearn se invita a la gente a hablar sobre su experiencia en la educación, a contribuir en la educación de una mujer de alguna manera creativa, hablan de las mujeres en países de medio oriente en donde, realmente, la situación además de ser difícil es violenta para todas esas niñas.

Pero en México no es tan diferente, en ciudades de todo el país hay miles de mujeres que no han terminado ni la educación básica y niñas que no tienen ni esperanza de hacerlo.
Cristina es una chica de 17 años que trabaja en el negocio familiar en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Es una artesana hábil  y una mujer que mantiene ordenada una gran producción de pulseras, diademas, suéteres y demás productos de la artesanía típica de los altos de Chiapas. 
A sus 17 años no ha terminado la secundaria porque es costumbre que las niñas trabajen desde pequeñas para contribuir en el gasto de la casa. Cristi no ha viajado nunca fuera de Chiapas, ni siquiera de su ciudad. Su familia vive exiliada de su comunidad porque son evangélicos y en las comunidades chamulas, fuertemente católicas, no los aceptan.
Viven en un sitio en donde se estableció un programa que se llama Chiapas solidario y que, con el paso de los años, los líderes de la localidad se agenciaron para sí mismos y, por tener nombramiento por parte del gobierno del estado, han cometido abusos como no pagar sus cuentas del agua y de la CFE.
Cristi y sus hermanas sólo tienen un sueño que ya no saben bien si es un sueño adquirido o es realmente suyo: trabajar y trabajar.
Y a mí me da tristeza, me da tristeza que la forma de vida de las comunidades que habitan las obligue a reprimir sus deseos y las conviertan en ovejas, que la misma comunidad no permita que estas niñas desarrollen su potencial y sean grandes mujeres empresarias. 
No puedo pagar sus estudios pero puedo ayudarla a aprender. Estoy convencida de que la mujer tiene potencial que explotar y que ella en particular es capaz de hacer mucho. Mi objetivo en enseñarle, poco a poco, cómo usar las TIC para empoderarla.
Ella no lo sabe pero los artículos que con tanto esmero ella y su familia tejen, están ahora en manos de cientos de personas que los compran en Estados Unidos. La semana pasada encontré que algunas modelos de Victoria's Secret compraron las pulseras y las lucieron en una campaña para reunir fondos para la lucha contra el cáncer.
Esta es la historia resumida de Cristi pero no todas son tan afortunadas dentro de la desgracia.
¿Tú cómo ayudas a las mujeres a empoderarse?
¿Cómo ayudarías a una niña a aprender?

Vistas: 113

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2023   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio