No sé a ustedes, pero escribir me hace bien. Es como si las palabras que escribo, sobre todo cuando lo hago a mano, lograran sanar mi alma al quedarse plasmadas en el papel. 
Si estoy triste, la tristeza se acomoda en las hojas en blanco y me permite lidiar con la tristeza de manera más amable conmigo misma. Si estoy enojada, sucede lo mismo. Con la angustia me ayuda a poner las ideas en su lugar, y el agujero que se me forma en la boca del estómago desaparece o se hace más pequeño. La sensación de parálisis fluye del estómago, al corazón, a los dedos, a la pluma y al papel. Se queda al final en los ojos, cuando veo las causas de mi malestar escritas.  
No se borran las emociones, pero el simple hecho de expresarlas por esa vía me ayuda a ponerlas  en su lugar, a  "sacarlas" de mi río - a veces tsunami- emocional y a observarlas desde afuera.  Es como si lograra sacar eso que me ahoga, de mi interior, para verlo en su justa dimensión y comprender de qué se trata, conocer sus componentes y estructura, y me permite decidir después que hay qué hacer. O simplemente me ayuda a saber que no hay que hacer nada y sólo observar, dejar pasar, sentir sabiendo que nada es para siempre y que el arcoirís de emociones que viene incluído en nosotras al nacer, forma parte de nuestra vida, experiencia y aprendizaje. 
Escribir, he descubierto, es una gran receta para encontrar soluciones a situaciones de todo tipo. Es como vaciar un frasco lleno de cosas que va uno acumulando y en el cual, ya no cabe nada más. Al ponerlo de cabeza y sacar todo lo que se fue guardando, la sensación de ligereza llega. Puedes ver las canicas, clips, plumas, monedas, corchos de botella, conchas de mar y todo tipo de cosas que guardaste en un momento porque te parecieron importantes y que  ahora estorban. Al tenderlas sobre la mesa, papel, las organizas, reconoces, desechas, acomodas, reacomodas,  regalas o deshaces. Todo eso pasa cuando escribes y usas las palabras para conectar con tu sentir y pensar. 
¿Les pasa igual? 



Publicado originalmente en Conversaciones de Café el 26 de abril.

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau Instagram: @ClaudiaCalvinV

Vistas: 71

Los comentarios están cerrados para esta entrada

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Red Nacional de Refugios AC

¡En una democracia tenemos el derecho a disentir!

Este cambio de gobierno puede significar una oportunidad para saldar aquellas deudas que el estado…Ver más
Hace 42 minutos
Entrada de blog de Claudia Calvin Venero
Hace 8 horas
Entrada de blog de Marita Seara Fernández

La Mujer: una voz que se extiende

¿Sabéis que 910 millones de mujeres viven en la pobreza extrema, que cada año nacen 2 millones de…Ver más
Viernes
Entrada de blog de Red Nacional de Refugios AC
Miércoles

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio