No importa qué tan bien vestido estás y que a simple vista, tengas una presencia ejecutiva impecable, no importa que consigas resultados, tu imagen se puede ver afectada por siempre querer tener la última palabra. Esto forma parte de tu reputación y sólido posicionamiento en tu industria.

Querer expresar de forma negativa, la última palabra, demuestra una falta de liderazgo que puede reflejar una inseguridad por querer tener más poder o imponer tus ideas ante las de otros.

Recordé mis tiempos de cuando trabajé en el mundo financiero, siempre dije que en lugar de que nos motivaran para subir nuestras cuotas, constantemente nos estaban regañando o amenazando con que nos iban a bajar el bono si no hacíamos como se proponía. Soy una fiel creyente de que las palabras positivas motivan y las negativas sólo debilitan las relaciones.

En ese sentido, tener la última palabra, para decir algo negativo o amortiguar como sándwich la información, algo malo, después algo bueno y lo cubres al final con algo malo, no ayuda en tu estilo de liderazgo. Si no queda claro imagina lo siguiente:

Pan: “Es incorrecto que utilices estos datos”

Relleno: “Se que lo puedes arreglar.”

Pan: “Ya deberías saber cómo se arregla, yo si lo hago así.”

Lo último con lo que la persona se queda es con lo mal que lo hizo y que tú si lo haces bien, su capacidad de lograrlo se confundió en el relleno.

Hace algunos años leí el libro de "Multipliers" de Liz Weisman. Muy descriptivo sobre este tema, ya que además de detallar otras características de liderazgo que puede o hacerte multiplicar ideas, gente y resultados, hay otras acciones que hacen que disminuyas no sólo tu liderazgo, sino el del que te rodea. No necesariamente estas personas están conscientes de que lo hacen, ella menciona que puede ser accidental. Sin embargo, darte cuenta que tu comportamiento disminuye, es el primer paso para proyectar un liderazgo efectivo e incluyente.

Cuando a fuerza tienes que hacer o decir algo para opinar sobre algún tema, haciendo menos las acciones o comentarios de la otra persona, estás dando a entender que lo que tú haces o dices es lo que está bien y lo que otros dicen o hacen no tiene el mismo valor.

En el libro mencionan que cuando una persona se siente minimizada por los comentarios de sus colegas o jefes, simplemente dejan de aportar información con el fin de proteger que en el futuro se lo vuelvan a hacer. Esto significa, que pueden dejar de contribuir para alcanzar metas en menos tiempo. Claramente estás debilitando relaciones en el presente y para un futuro. Cuando le pidas a estas personas que te sigan o ayuden a lograr objetivos, seguramente no van a aceptar tan fácil.

Ser asertivo y agradecer comentarios, aún cuando no estés de acuerdo, provoca que estires a la gente a que siga proponiendo ideas y te siga apoyando. Si agradeces y presentas posibles soluciones, sin recalcar por qué está mal que no lo hayan hecho, provocas que la gente actúe de inmediato en lugar de sentir rechazo. Todo está en las formas y si vas a tener la última palabra ojalá y sea gracias por tu apoyo o gracias por aportar.

Si lo que quieres es persuadir a otros para que se haga algo, yo te quiero preguntar qué tan necesario es hacerles ver lo que tú hubieras hecho en su lugar, o enfatizar que está mal hecho. Si hacemos un examen de conciencia, es querer demostrar que tú si sabes, que tú si lo hubieras hecho bien y que los involucrados no. ¿Quieres construir relaciones o debilitarlas?

Si quieres demostrar tu liderazgo de forma positiva, ten cuidado en querer tener la última palabra, si es necesario propón acciones evitando las etiquetas o recalcando que es lo malo y concéntrate en lo bueno por hacer.

Foto “© [pressmaster] / [PhotoXpress]

Ale Marroquín, es consultor en imagen y protocolo de negocios. Certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen (AICI) como FLC (First Level Certificate). Con casi 20 años de experiencia en áreas de ventas y relaciones con clientes, Ale Marroquín, asesora a las personas para transformar sus habilidades en áreas de comunicación, liderazgo, comportamiento, actitud y apariencia profesional. Acelerando el potencial de las personas. www.alemarroquin.com twitter @a_marroquin

Vistas: 235

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio