Seguramente has oído que se dice que el poder de la mente es muy impresionante. Sobre todo cuando nuestro comportamiento va directamente proporcional a nuestro estado de ánimo. También has de haber escuchado que los fracasos y los errores son los que hacen crecer a las personas y en la mayoría de las ocasiones, las personas más exitosas cuentan que durante su trayectoria hubo momentos en que fracasaron antes de lograr sus metas; no todo les salió bien desde un principio.

Si es así ¿por qué permitimos que cuando algo malo pasa, nuestra actitud se vea deteriorada y le abrimos la puerta para que domine nuestro día o nuestro entorno? El poder de la mente es tan fuerte, que si permites que pensamientos negativos se apoderen de ti, eso es lo que puedes atraer.

No te detengas a pensar por qué algo no salió bien, por qué no te cerraron una cuenta, por qué alguien te está dando largas en los negocios, mejor concentrarte en la gente que valora lo que haces, en prospectos que tengan intenciones de trabajar contigo. La mente es tan poderosa que si le das espacio a analizar lo negativo, puede influir en el resto de tus actividades.

Intenta cada vez que puedas, pensar qué tienes que hacer para dedicar tus energías a lo positivo, y deja pasar lo que no te salió bien; sí funciona y se proyecta. Cuando tu mente no está clara, está confusa y contrariada, la gente lo nota y empiezas a alejar oportunidades.

Reconoce el valor y talento que tienes y cree en ti, en ese momento, es cuando haces a un lado lo que no salió cómo esperabas y tómalo como aprendizaje, no le dediques tiempo suficiente como para que te afecte. Así es cuando notas que empiezas a tener energías para buscar otras oportunidades y todo empieza a encajar.

Suena mágico, pero no; requiere de mucha voluntad, de mucha disposición y como dice el libro de Del Carneige, “How to Stop Worrying and Start Living” si algo no está en tus manos solucionarlo, para que te agobias. Si lo peor que puede pasar es no abrir una cuenta nueva, perder un cliente, dejar pasar una oportunidad cuando no estuvo en tus manos por que depende de decisiones de otros, de la situación económica, no te preocupes. Dedícate y concéntrate a buscar con quién sí o que otras herramientas y técnicas puedes aplicar para enfrentar retos futuros. También recuerda que las personas actúan por sus razones no las tuyas y cuando asimilas esto, empiezas a entender más por que no se hizo lo que tu querías o cómo tu querías y se minimizan las frustraciones.

Se vale decepcionarte, se vale frustrarte, sin embargo lo que no se vale, es hacerte el mártir enganchado en esa situación por que se hace un círculo vicioso del cual puede tomar tiempo salir. Cuando te des cuenta que esto te está pasando, sacude los pensamientos negativos y permite que tu energía atraiga nuevos retos y oportunidades y sobre todo, recuerda que esto depende de ti y no es culpa de otros. Tu mentalidad positiva atrae oportunidades positivas y esto es una clave para lograr el éxito en lo que te propongas; haz la prueba y verás.

 

Foto “[Photoxpress/ [Andrejs Pidjass]"

 

Ale Marroquín, es consultor en imagen y protocolo de negocios. Certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen (AICI) como FLC (First Level Certificate). Con casi 20 años de experiencia en áreas de ventas y relaciones con clientes, Ale Marroquín, asesora a las personas para transformar sus habilidades en áreas de comunicación, liderazgo, comportamiento, actitud y apariencia profesional. Acelerando el potencial de las personaswww.alemarroquin.com twitter @a_marroquin

Vistas: 152

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio