La identidad de alguien demuestra que es quien dice ser. Así como la acreditamos en el mundo físico, también tenemos que comprobarla en el entorno digital para poder hacer transacciones; contratar servicios, ejercer derechos, o relacionarnos con otras personas.

 

El “Estudio sobre los hábitos de los usuarios de Internet en México 2021”, de la Asociación de Internet MX, reportaba que al 2020, existían 84.1 millones de personas en nuestro país que navegaban por Internet; las cuales lo usaban, principalmente, para acceder a redes sociales; enviar mensajería instantánea; organizar videoconferencias; presentar trámites; realizar operaciones bancarias; o comprar bienes en línea. 

 

Para llevar a cabo todas estas actividades, hacemos valer nuestra identidad digital, que creamos a semejanza de la propia; la cual puede ser vulnerada en cualquier momento, a través de diversas técnicas o tecnologías específicas de engaño como la ingeniería social, el phishing, el pharming, entre otras, causándonos importantes pérdidas en nuestra vida real que pueden llegar a ser irreparables.

 

De acuerdo con datos de CONDUSEF, los fraudes cibernéticos representan cada año, un mayor porcentaje de quejas recibidas, al pasar de 47% en 2017 a un 70% en 2021.

 

Cuando roban nuestra identidad digital se puede menoscabar nuestro patrimonio; dañar nuestro buen historial crediticio; y hasta afectar nuestra imagen, honor y reputación.

.

Para protegernos de ser suplantados tenemos que cuidar nuestra privacidad y seguridad; por ejemplo, instalando antivirus en nuestros dispositivos; generando contraseñas robustas que cambiemos constantemente; cerrando sesiones; no abriendo correos electrónicos o vínculos sin certeza de su fuente; añadiendo dobles pasos de verificación; y denunciando los ciberdelitos que puedan pasar.

 

El político Gautam Gambhir sostenía que “nuestra identidad es nuestra bandera, y no podemos faltarle al respeto o dejar que nadie más lo haga”. Esa misma regla de cuidar quienes somos en el mundo real, hay que trasladarla al espacio virtual, para evitar decir que esa persona no soy yo.

 

A propósito del Día del Internet Seguro, que se conmemora cada 8 de febrero, seamos conscientes del valor que tiene nuestra identidad digital y hagamos un uso responsable de la red para mantenernos protegidos y también salvaguardar a nuestros cercanos.

 

Fuente: 

"Cuando roban mi identidad digital. ¡Es@ no soy yo!", La Silla Rota, 17 de febrero de 2022, disponible en: https://lasillarota.com/opinion/columnas/cuando-roban-mi-identidad-...

Vistas: 40

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio