Atendamos al cuidado de nuestra privacidad, especialmente en el entorno digital

Desde 2009 la protección de los datos personales es reconocida como un derecho fundamental en nuestra Constitución Política, inclusión que sentó las bases para contar, en 2010, con un ordenamiento federal que regula los tratamientos realizados por el sector privado, y en 2017, con una ley general aplicable a cualquier autoridad federal o local.


La normativa dirigida al sector público consideró elementos adicionales a los previstos en la regulación del ámbito privado, al incorporar el cómputo en la nube; prever esquemas preventivos de mejores prácticas; desarrollar evaluaciones de impacto y agregar el derecho a la portabilidad.


La rapidez de los avances tecnológicos –que se intensificó en la pandemia– en temas como la inteligencia artificial, el big data y el internet de las cosas, nos ha obligado a cuestionarnos si debemos actualizar nuestras normas en esta materia o bien, si es suficiente implementar políticas o acciones que nos permitan ir a la par del desarrollo digital.


La Encuesta de privacidad del consumidor de Cisco, de 2021, pone de manifiesto la importancia del cuidado de nuestros datos personales, al revelar que 46 por ciento de quienes participaron en la misma, estimaba que no se protegían debidamente.


Al respecto, 76 por ciento expresó que era difícil determinar para qué las compañías empleaban su información personal; 47 por ciento señalaba que la prestación de servicios se condicionaba a la aceptación de los términos de uso de datos, y 36 por ciento no tenía confianza en que las empresas siguieran las políticas de privacidad.


Con miras a blindar de mejor manera la defensa de nuestra información personal, en 2018, México adoptó el Convenio 108 del Consejo Europeo, instrumento internacional vinculatorio que asegura el tratamiento automatizado y el intercambio transfronterizo de datos, y ha iniciado las gestiones para suscribir su versión modernizada.


No obstante, nuestra legislación de datos personales, particularmente del sector privado, requiere adecuarse a regulaciones más garantistas y progresistas, como es el Reglamento General de Protección de Datos aplicable al espacio europeo, y abordar cuestiones actuales como la ciberseguridad; la privacidad desde el diseño y por defecto; las técnicas de perfilado, los derechos digitales y profundizar en el tratamiento de nuestra información al fallecer.


El escritor Max De Pree afirmaba que “no podemos convertirnos en lo que necesitamos ser, si seguimos siendo lo que somos”.


A propósito del 28 de enero, Día Internacional de la Protección de Datos Personales, atendamos al llamado de conciencia sobre el cuidado de nuestra privacidad, especialmente en el entorno digital que ya es parte de nuestra cotidianidad.


Fuente:


"Avances y retos en datos personales", columna invitada, El Heraldo de México, 01 de febrero de 2022, disponible en: https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/2/1/avances-retos-en-da...

Vistas: 22

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio