La DPP afecta a cerca del 20% de las mujeres que dan a luz sin importar su edad, religión, raza, cultura, educación, nivel socioeconómico o número de embarazo.

Entre los principales síntomas se encuentran: tristeza, llanto constante, ansiedad, dificultad para vincularse con el bebé o sentimientos ambivalentes hacia el mismo, insomnio, cansancio extremo, cambio en los patrones de alimentación, pensamientos negativos y/o atemorizantes, ataques de pánico, irritabilidad, aislamiento, pensamientos de hacerse daño a sí misma o al hijo e ideación suicida.

Te presentamos 6 importantes datos sobre este padecimiento, que TODAS las personas deberían conocer:

1) No es lo mismo que el Baby Blues (o Tristeza Posparto): este último desaparece después de 2 a 3 semanas después de haber dado a luz, se debe principalmente a los cambios hormonales, y no se requiere de tratamiento médico o psicológico.

2) No siempre ocurre inmediatamente: puede aparecer después del parto, así como días, semanas, meses y hasta un año posterior al mismo.

3) Es temporal, si se recibe el tratamiento adecuado: y la mujer puede alcanzar una completa recuperación, los síntomas disminuirán paulatinamente, la mujer podrá retomar sus actividades cotidianas, recuperar la confianza en sí misma y en sus capacidades, y especialmente, gozar plenamente de su maternidad.

4) No se conocen las causas: únicamente se sabe que hay diversos Factores de Riesgo (una situación que al estar presente en la vida de la mujer, la hace más susceptible a desarrollarla). Algunos son:

Historia personal o familiar de enfermedades mentales; embarazo no planeado y/o deseado; abandono, separación o mala relación con la pareja; falta de apoyo familiar y/o social; tratamientos para la infertilidad; así como dificultades o problemas económicos, familiares o sociales.

5) Tratamientos: apoyo emocional, y dependiendo de la severidad de los síntomas, el uso de medicamentos (alternativos como la Homeopatía y la Acupuntura, o tradicionales como los antidepresivos y los ansiolíticos).

6) Elegir el apoyo de un profesional apropiado: lo ideal es que la mujer sea atendida por un psicólogo, terapeuta o psiquiatra especialista en Depresión Posparto. Así mismo, se recomiendan también aquellos que tengan experiencia trabajando con Depresión y Ansiedad.

Es importante que tenga una especialidad en Psicoterapia, que tenga una amplia trayectoria y años de trabajo en el área de Psicología Clínica, así como de trabajo directo con pacientes ya sea en el área pública o privada.

RECUERDA: No es tu culpa, No estás sola, y con el tratamiento adecuado, te vas a recuperar.

http://knowmore.tv/family-2/fertility-pregnancy/5-things-every-woma...

‪#‎LunesDeBlogsGV‬

Vistas: 73

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Claudia Calvin Venero
Sábado
Entrada de blog de Blanca Sanchez

“El acoso y el machismo en las organizaciones”

Estos dos factores no dejan progresar en las organizaciones. Preferimos renunciar al trabajo, en…Ver más
Viernes
Entrada de blog de Marina A San Martín Rebolloso

Juzgar con lupa de género

En el Día Internacional de la Mujer, las Comisionadas del INFO-CDMX organizamos un encuentro con…Ver más
Jueves
Maria Ballester ahora es miembro de Mujeres Construyendo
Miércoles

© 2021   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio