1.- No buscar apoyo profesional, abandonar o no seguir tu tratamiento: recuerda que con el tratamiento adecuado, la Depresión Posparto es temporal y se puede alanzar una completa recuperación, los síntomas disminuirán paulatinamente, podrás retomar tus actividades cotidianas, recuperarás la confianza en ti misma y en tus capacidades, y sobre todo, podrás gozar de tu maternidad plenamente.

 

2.- Buscar ayuda de una persona que NO sea un profesional de la Salud Mental: lo ideal es que te pueda atender un terapeuta, psicólogo o psiquiatra que tenga experiencia trabajando con mujeres con DPP. Así mismo, también son recomendables aquellos que tienen práctica con trastornos emocionales como la Depresión y la Ansiedad.

Revisa y pregúntale sobre su preparación profesional, si tiene una especialidad en Psicoterapia; si está recibido y cuenta con un título, certificado o cédula; cuántos años lleva trabajando, así como los lugares en los que ha laborado. Esto te dará una idea, de quién es la persona más adecuada y capacitada para apoyarte.

 

3.- Información/Material que te produzca miedo (angustia, tristeza, desesperación, etc.): durante la DPP, las mujeres están más vulnerables emocional, espiritual y socialmente. Es decir, si ven, escuchan o leen noticias, relatos dolorosos, alarmantes, de enfermedad o muerte, es muy probable que esto produzca ansiedad, que aumenten los pensamientos negativos y/o atemorizantes, y que los síntomas se intensifiquen.

Evita películas o programas de terror, estar expuesta constantemente a los noticieros, así como navegar de forma descuidada en Internet (páginas que contengan información poco veraz o que sean dirigidas por personas que NO sean profesionales de la salud mental).

 

4.- Horarios rígidos (o saturados): es importante hacer una lista de prioridades, y atender solamente lo necesario e indispensable. También puedes delegar las tareas del hogar, pedir apoyo de algún familiar o amigo, contratar a personal que te ayude, o acercarte a alguna institución que te pueda amparar.

 

5.- Pensamiento Negativos/Atemorizantes: en la medida que te sea posible, trata detener, frenar o evitar tener pensamientos negativos, autorreproches, sentimientos de culpa/vergüenza.

Utiliza herramientas que te hagan sentir tranquila, que te distraigan o que eviten que tus pensamientos aumenten, se intensifiquen o se salgan fuera de control (como escuchar música, salir a caminar, leer, meditar, platicar con alguien de confianza).

 

6.- Personas que te critiquen, te juzguen o no te entiendan: puedes limitar o evadir las llamadas o visitas de personas que no te hagan sentir bien. Así mismo, trata de pasar más tiempo con gente que te apoye y te haga sentir querida, importante y especial.

 

http://www.postpartumprogress.com/six-things-you-should-avoid-if-yo...

Vistas: 316

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Blanca Sanchez

“¿Las organizaciones apoyan la equidad?”

Esto es una cuestión sociocultural, que definitivamente viene desde el cerebro reptiliano, donde se…Ver más
Hace 11 minutos
Entrada de blog de Claudia Calvin Venero
Sábado
Entrada de blog de Blanca Sanchez

“El acoso y el machismo en las organizaciones”

Estos dos factores no dejan progresar en las organizaciones. Preferimos renunciar al trabajo, en…Ver más
Viernes
Entrada de blog de Marina A San Martín Rebolloso

Juzgar con lupa de género

En el Día Internacional de la Mujer, las Comisionadas del INFO-CDMX organizamos un encuentro con…Ver más
Jueves

© 2021   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio