Me siento mejor que la última vez que escribí, pero aún así, desanimada. Mañana se festeja el famoso Grito y él y yo teníamos pensando celebrar juntos. Si, ya sé, ha pasado un buen tiempo y yo debería estar en otra cosa y ni siquiera pensar en él, pero aunque estoy mejor, no ha pasado un sólo día sin que él aparezca en mi mente. Si, lo extraño. Si, sigo sin entender qué demonios sucedío. Si, lo quiero ver. Hay quienes dicen que seguramente me volverá a buscar. Yo no sé, Quiero, pero en el fondo sé que no. La primera vez que desapareció estaba yo segura de que lo nuestro no había terminado y que nos reencontraríamos. Ahora no, sé que esto SI terminó y que no me volverá a buscar. TAl vez sea lo mejor. Si lo veo fríamente, me trató muy mal. HAsta ahora lo veo: mentiras, mal trato. Me negó todo sobre su pasado así que ya no sé qué es verdad y que no lo es. ¿Le puedo creer a algo de lo que me dijo? ¿Alguien que miente sobre si mismo puede ser honesto con alguien más? ¿Realmente me amó? Dudo todo lo que vivimos y todo lo que me dijo. No creo que me amara como decía hacerlo. Además, la violencia con la que me trató al final fue horrible: esa violencia pasiva que resulta tan dolorosa. Mensajes hirientes, ningçun valor para darme la cara, y acusarme de cosas falsas. DArle credibilidad a todas las personas menos a mi y ni siquiera preguntarme a mi sobre los hechos. Declararme su amor absoluto un día, dejarme plantada al día siguiente y no volverme a dar la cara y simplemente enviarme mensajes y ni una llamada. No lo entiendo. Me parece todo tan absurdo, pero ahora si lo estoy viendo así: absurdo. Por primera vez estoy viendo que si, yo tengo problemas de codependencia, baja autoestima, enorme necesidad de aceptación y busco cariño por todas partes, pero él tiene sus propios problemas y su manera de actuar no tiene que ver conmigo. Yo no lo obligué a ser un patán, borracho, mentiroso. Mi problema es estar dispuesta a aceptar lo que sea de quien sea con tal de saberme o sentirme, o vivir la ilusión de ser amada. ESE es mi problema. El, como adulto, tenía la opción de enfrentar las cosas de diferente manera y optó por la vía cobarde, cruel y poco gentil. ESE es su problema, no el mío. Ya no quiero volver a vivir algo así, y espero aprender la lección. TEngo aún mucho que trabajar en mi, pero no quiero volver a pasar por esto. Lo he vivido muchas veceds en mi vida, con caras diferentes y expredsado de diferentes maneras, pero ésta fue culminante y no quiero volver a ser la misma mendigante de amor nunca más.

Vistas: 56

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio