No sé a ustedes, pero escribir me hace bien. Es como si las palabras que escribo, sobre todo cuando lo hago a mano, lograran sanar mi alma al quedarse plasmadas en el papel. 
Si estoy triste, la tristeza se acomoda en las hojas en blanco y me permite lidiar con la tristeza de manera más amable conmigo misma. Si estoy enojada, sucede lo mismo. Con la angustia me ayuda a poner las ideas en su lugar, y el agujero que se me forma en la boca del estómago desaparece o se hace más pequeño. La sensación de parálisis fluye del estómago, al corazón, a los dedos, a la pluma y al papel. Se queda al final en los ojos, cuando veo las causas de mi malestar escritas.  
No se borran las emociones, pero el simple hecho de expresarlas por esa vía me ayuda a ponerlas  en su lugar, a  "sacarlas" de mi río - a veces tsunami- emocional y a observarlas desde afuera.  Es como si lograra sacar eso que me ahoga, de mi interior, para verlo en su justa dimensión y comprender de qué se trata, conocer sus componentes y estructura, y me permite decidir después que hay qué hacer. O simplemente me ayuda a saber que no hay que hacer nada y sólo observar, dejar pasar, sentir sabiendo que nada es para siempre y que el arcoirís de emociones que viene incluído en nosotras al nacer, forma parte de nuestra vida, experiencia y aprendizaje. 
Escribir, he descubierto, es una gran receta para encontrar soluciones a situaciones de todo tipo. Es como vaciar un frasco lleno de cosas que va uno acumulando y en el cual, ya no cabe nada más. Al ponerlo de cabeza y sacar todo lo que se fue guardando, la sensación de ligereza llega. Puedes ver las canicas, clips, plumas, monedas, corchos de botella, conchas de mar y todo tipo de cosas que guardaste en un momento porque te parecieron importantes y que  ahora estorban. Al tenderlas sobre la mesa, papel, las organizas, reconoces, desechas, acomodas, reacomodas,  regalas o deshaces. Todo eso pasa cuando escribes y usas las palabras para conectar con tu sentir y pensar. 
¿Les pasa igual? 



Publicado originalmente en Conversaciones de Café el 26 de abril.

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau Instagram: @ClaudiaCalvinV

Vistas: 38

Los comentarios están cerrados para esta entrada

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Daniela Alejandra Hinojos ahora es miembro de Mujeres Construyendo
Hace 1 hora
Centro de la Mujer Panameña CEMP publicó fotos
ayer
Entrada de blog de Angie Contreras

La rabia se pintó de rosa y la lucha en diamantina

Disculpe las molestias que les hemos ocasionado, no, la verdad no necesitamos sus disculpas porque…Ver más
ayer
Entrada de blog de Red Nacional de Refugios AC

¡La diamantina se quita, el daño a las víctimas no!

Hoy protestamos desde nuestros hogares, trabajos, escuelas y en las calles por el …Ver más
Viernes

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio