8 de marzo, no me regales flores ni me digas discursos vacíos...

Es 9 de marzo por la noche y aunque aún asistiré a dos o tres eventos  en el marco de la conmemoración del 8 de marzo, día internacional de las mujeres, puedo decir que he sobrevivido…así… SOBREVIVÍ…con mayúsculas y no, no es exageración.
A mucha gente le va a parecer exceso que lo diga con ese tono tan trágico, pero la mayoría como ya me conoce, sabe el porqué me siento así, desolada, triste, con un desasosiego y rebasada de una impotencia que pocas veces me gana… pero ayer de plano, me sentí rebasada por todo lo que estaba sucediendo no nada más a mi alrededor, si no en todo el mundo.
¿Por qué les ha sido tan difícil entender lo que significa la conmemoración del 8 de Marzo? ¿Por qué los gobiernos, quienes están obligados a tener una perspectiva y capacitación en género son los primeros en mandar mensajes MUY equivocados y hasta ofensivos para lo que representa este día? ¿Por qué los medios de comunicación (no todos, hay sus excepciones maravillosas) han creído que el 8 de Marzo es como una extensión superlativa del día de las madres? Y sobre todo…¿POR QUÉ NOS FELICITAN?
No me mal entiendan, me queda claro que el ser mujer es motivo de muchas celebraciones, pero no en este día, este día cumple con el propósito de CONMEMORACIÓN, no es de CELEBRACIÓN…veamos la diferencia, así nomás…ligerita la revisión de significados…la celebración es la acción y efecto de festejar y la conmemoración es recuerdo que se hace de alguien o algún acontecimiento…bueno, no está tan difícil entender la diferencia. Pues bien, demos una repasadita a la historia: el día 8 de marzo es un recordatorio por la vida que perdieron 146 trabajadoras de una fábrica por quemaduras provocadas por el fuego, la inhalación de humo, la mayoría de las víctimas eran jóvenes mujeres inmigrantes de origen judío e italiano de entre dieciséis y veintitrés años de edad. La víctima de más edad tenía 48 años y la más joven 14 años.
La tragedia se debió a la imposibilidad de salir del edificio incendiado y en llamas ya que los responsables de la fábrica de camisas habían cerrado todas las puertas de las escaleras y salidas, una práctica común para evitar robos y altercados…algo así como lo que ocurrió en Coppel hace unos años…¿recuerdan?, en fin…estábamos en que muchas de las trabajadoras que no pudieron escapar del edificio en llamas saltaron desde los pisos octavo, noveno y décimo a las calles, siendo que esta tragedia ocurrida en Triangle Shitwaist obligó a importantes cambios legislativos en las normas de seguridad y salud laborales e industriales y fue el detonante de la creación del importante Sindicato internacional de mujeres trabajadoras textiles (International Ladies' Garment Workers' Union) que lucha por mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras textiles.
La verdad, yo no veo mucho que tengamos que festejar al pensar en estas mujeres… entonces…¿por qué insisten en decirnos que qué hermosas somos todas? Que somos “la creación más bella de Dios”, que tenemos “ternura en el corazón y la bondad de dar y cuidar la vida de los demás” y todas esas frases que me han ocasionado una gastritis en grado superior porque no puedo creer lo poco en serio que seguimos siendo tomadas en cuenta en TODAS las esferas de la sociedad.
Ahora bien, si no resisten la tentación de felicitarnos y regalarnos flores, les doy unas ideas de cuando pueden hacerlo:
1.- felicítame por el día de las mujeres cuando no me llamen puta por ser libre y ejercer mis derechos sexuales disfrutando de mi cuerpo sin disculparme por gozar una sexualidad plena y responsable (esto incluye el que tengamos las mujeres acceso pleno a una educación sexual realista y libre de estereotipos sexistas, acceso a diferentes métodos anticonceptivos y sobre todo, cuando podamos ejercer nuestro pleno derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, siendo el Estado quien nos brinde la atención médica necesaria en caso de querer practicarnos un aborto y dejemos de ser criminalizadas por esto)
2.- Felicítame por el día de las mujeres cuando el trabajo de casa sea plenamente reconocido en su GRAN aporte que hace a la economía de los hogares y cuando sea remunerado y deje de ser considerado como tareas exclusivas de las mujeres y que los hombres entiendan que no son “bieeeeen lindos porque nos ayudan en casa”, que asuman que las labores del hogar y la crianza y cuidado de los/las enfermos/as es una responsabilidad compartida.
3.- Felicítame por el día de las mujeres cuando quienes hemos decidido trabajar fuera del hogar tengamos el mismo sueldo por el mismo trabajo, dejen de pedirnos pruebas de embarazo al pretender entrar en un empleo y se elimine el terrible “techo de cristal” y las empresas y los gobiernos entiendan que tenemos la misma capacidad de cualquier hombre para dirigir equipos de trabajo y liderear proyectos de cualquier tipo.
4.- Felicítame por el día de las mujeres cuando los medios de comunicación dejen de reproducir estereotipos de belleza excluyendo la GRAN y MARAVILLOSA diversidad que existen de mujeres de diferentes tallas, edades, estaturas, complexiones, vivencias, proyectos de vida, idiomas etc… en resumen, cuando los medios de comunicación entiendan y se apeguen al J de Beijing. También podrán felicitarme cuando las mujeres periodistas dejen de ser acosadas, amenazadas y asesinadas por ejercer su trabajo.
5.-Felicítame por el día de las mujeres cuando el acceso a la justicia no dependa si el/la defensora de oficio tenga ganas de trabajar o no como en el caso de Esperanza, cuando su defensor (dicho sea de paso, quien es ahora subsecretario jurídico, Miguel Martínez) no hizo lo necesario para evitar que esta mujer fuera trasladada a las islas Marías por pagar con un billete falso de 100 pesos una libreta para su hija, o cuando el juez o la jueza no cuestione a una mujer víctima de violación si su falda fue la culpable o bien, el calor es quien hace que las mujeres seamos violentadas sexualmente como declaró la responsable de la mesa especializada en delitos sexuales del municipio de Rioverde, San Luis Potosí, Cecilia Guadalupe Cervantes Gaitán esta semana, o como la directora de Atención a la Mujer en Ciudad Valles, S.LP., Amelia Núñez Ortíz al declarar que menores se prostituyen ”portando uniformes se venden por cosas mínimas como traer saldos en sus teléfonos” tenga claro que esas menores son responsabilidad del Estado para ser protegidas en sus derechos a una vida libre de violencia y en vez de juzgar si son o no cosas mínimas, trabaje para que esto deje de suceder. O cuando una mujer que se defendió por un ataque brutal sea encarcelada y tenga que pagar una fianza ABSURDAMENTE alta para recuperar su libertad como en el caso de Yakiri y una larga lista de nombres de mujeres quienes, seguramente, terminarán muriendo sin lograr justicia alguna.
6.- Felicítenme cuando la participación política de las mujeres esté GARANTIZADA por capacidades, trabajo y el ejercicio del derecho humano de la democracia. También cuando en cumplimiento con el Art. 15 de la CEDAW, se deroguen todas esas leyes que van en contra del avance y garantía de nuestros derechos.
7.-También podrán felicitarme cuando AL FIN los gobiernos e instituciones entiendan y acaten la ley general de igualdad que les obliga al uso del lenguaje incluyente y no sexista y entonces, dejen de utilizar el genérico masculino como si fuera incluyente y sepan que lo que no se nombra no existe y que necesitamos ser visibilizadas en el lenguaje, para de esta forma, evitar una de las formas más comunes, crueles e invisibles de discriminación hacia todas y cada una de nosotras.
Y se me ocurren un montón más de motivos por los cuales algún día espero me feliciten por el día de las mujeres, pero en resumen, por favor felicítame por el día de las mujeres cuando tengamos una igualdad sustancial en todas y cada una de las esferas de nuestra vida…igualdad de hechos, igualdad de acción, igualdad de acceso a justicia, igualdad de condiciones competitivas, igualdad en todo eso que aún no hemos logrado…entonces si, podrán decirme felicidades, mientras tanto, levántate y lucha por conseguirlo.
pd. Infinitas gracias a todas aquellas compañeras y compañeros que en su quehacer diario trabajan por lograr que algún día, podamos decir "feliz día de las mujeres". Gracias por su sororidad y compromiso.

Vistas: 483

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Pamboleras
Hace 34 minutos
Entrada de blog de Mariela Sanchez
Miércoles
Entrada de blog de Angie Contreras

Segundo IGFem México

Una de las conquistas que ha logrado el feminismo en la participación en la Gobernanza de Internet…Ver más
Sep 11
Entrada de blog de Andrea Casabella

El verdadero precio de los vuelos low cost

Los vuelos low cost permiten ahorrar dinero en los pasajes aéreos, eso está más que claro cuando se…Ver más
Sep 9

© 2017   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio