Bajo la idea atribuida al profesor George Steiner “lo que no se nombra, no existe”, en 2012, la psicóloga clínica Sonia Vaccaro acuñó el término “violencia vicaria", tras el desgarrador testimonio de una madre que perdió a su hijo asesinado a manos de su expareja.


Esta forma de maltrato, como ella la describe, es la expresión más cruel de agresión de género que se puede ejercer contra una mujer, porque utiliza, principalmente, a su descendencia para infringirle el mayor daño posible. La persona agresora deshumaniza a las niñas, niños y adolescentes para causar un inmenso dolor a la madre, de tal magnitud, que no pueda recuperarse, ya sea
separándolos de ella, descuidándolos o poniéndolos en su contra; e incluso, llegando al extremo de golpearlos o provocar su muerte.


Estos actos provienen de una escalada de violencia, que puede ser física, económica, y psicológica, en contra de una mujer cuando le comunica a su maltratador, su intención de separarse o divorciarse, lo que da lugar a que éste, al dejar de tener el “control” sobre ella, la intimide a través de sus hijas e hijos.


En nuestro país, según datos estadísticos del Frente Nacional Contra Violencia Vicaria, a mayo de 2022, se advertía que, de los 2 mil 231 casos de víctimas, el 86% de ellas fueron amenazadas de ser dañadas a través de los menores; al 76% se le advirtió que no volverían a verlos; y el 81% padeció su sustracción.


En los últimos años, se han dado importantes avances nacionales, normativos e institucionales, en materia penal, política o digital, para visibilizar y sancionar la violencia contra nosotras. No obstante, se requiere poner el foco en ataques que ocurren a puerta
cerrada como éstos, cuyo impacto es muy profundo tanto para las mujeres como para sus pequeñas y pequeños.


España es pionero en reconocer, desde 2015, la violencia vicaria en su legislación al establecer medidas de salvaguarda integral como implementar planes de información y sensibilización; prever el derecho a la asistencia sanitaria, social y jurídica de quienes la sufren; y, asegurar su acceso a la tutela institucional, penal y judicial.


En México, gracias a colectivos feministas que han impulsado reformas legislativas sobre el tema, a octubre de 2022, en diez entidades federativas: Baja California Sur, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Colima, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Yucatán y Zacatecas, se logró incluir el término en sus ordenamientos de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia; familiares; o penales; así como, la presentación de iniciativas a nivel federal.


En el marco del Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, 25 de noviembre, para erradicar esta forma específica y las demás es necesario, no solo continuar visibilizándolas, sino también vencer paradigmas y, sobre todo, garantizar una protección legal e institucional efectiva con perspectiva de género.


Fuente:

"Violencia vicaria, visibilizarla para erradicarla", columna invitada, El Heraldo de México, 22 de noviembre de 2022, disponible en: https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/11/22/violencia-vicaria...

Vistas: 20

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2023   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio