El emprender es como una carrera atlética. Sea cual sea la dimensión de tu proyecto de negocio o emprendimiento, para ti lo es todo.

Es como en el atletismo, un deportista, ya sea amateur, profesional u olímpico; para cada uno lo es todo, es su carrera y está cargada de ilusiones, sueños, proyectos y metas a diferentes plazos.

Cada emprendedora en su etapa o nivel, por llamarlo de alguna manera, emprende esta carrera con diferentes objetivos y con su propio equipo; con su propio entrenamiento.

Al iniciar esta carrera como emprendedora elegimos consciente o inconscientemente; pero elegimos si será una carrera de velocidad o de resistencia, en ambas se paga un precio a todos los niveles de nuestra vida.

Cito a la coach: Estela Sálinas, que suele decir " si te va a doler, que sea rápido".

Efectivamente, la carrera de emprendedora como en la de atleta existen momentos de dolor sea velocidad o resistencia.

En velocidad, dolor; porque significa que tendrás que que esforzarte más, sacrificar más; sobre todo tiempo y dinero. Aquí  no hay un "para mañana", todo es para ayer; crear oportunidades, llamadas, contactos, trámites, ofrecer, dar a conocer tus productos  y todo lo que requiera tu emprendimiento.

El beneficio en velocidad es la EVIDENCIA FÍSICA. El ser humano, por naturaleza, para creer; necesita evidencia.

En resistencia, pensarías que al no ver velocidad te la llevarás más relajadamente; nada más alejado de la realidad. Aquí entra un factor determinante, la relación con tu compañera y contrincante no.1; esa eres tú. Sí, tú y todo tu equipaje de creencias a todos los niveles siendo este el mayor obstáculo. En este caso, la evidencia se está gestando y no la puedes ver aun como muchas quisieran, y que ésta se convertirá en tu motivación.

En la carrera de resistencia es practicar un poco, o un mucho, la fe, o certeza,  o confianza. No lo ves, pero sabes que ocurrirá y sin duda, llega; pero mientras llega, tu segundo nombre tendrá que ser "paciencia" y "constancia".

Ahora, en ambos casos TÚ ELIGES.

Eliges dormirte más tarde.

Elijes levantarte más temprano.

Eliges sacrificar un poco, o un mucho, de tu tiempo en diferentes momentos para invertirlos en tu proyecto de negocio.

Eliges limitar tus gastos o gustos; por ahorrar para tu emprendimiento.

Eliges invertir en tu entrenamiento.

Eliges que es lo importante para ti y tu negocio.

Eliges...

Eliges...

Eliges...

Eliges CREER.

Y tú, ¿qué eliges?

Ahora, en ambos casos, como ya dijimos; hay un precio que pagar.

Eliges velocidad; obtienes la evidencia rápido, disfrutas de tus logros, te motiva continuar, pero... Ahora hay que mantener una carrera y ahí también hay un desgaste emocional, sobre todo, que siempre y cuando lo hagas con una buena gestión continuarán los premios.

Eliges resistencia; es resistir, aguantar, ser paciente, pero una vez que llegues y degustes el éxito, te tomará menos esfuerzo mantenerte porque ya habrás hecho ese recorrido con tu mayor contrincante, ahora es tu aliado y en el próximo reto lo conseguirás en menos tiempo. En el medio del atletismo, hay una expresión para los atletas que no logran superar a este contrincante y es " ya se trono" , si superas esto habrás superado todo.

Así que tú eliges: ¿velocidad o resistencia? La propuesta es hacerlo con plena consciencia para que en el camino nada te tome por sorpresa, como dicen "sobre advertencia, no hay engaño ".

Gracias por llegar hasta aquí, deja tus comentarios, y si te ha aportado este artículo; dale click en los botones de las diferentes redes.

Éxito, mejor y mejor.

Añadir texto del subtítulo

Publicado originalmente en mi blog www.creandoyemprendiendo.com, Junio 22,2015

Vistas: 201

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio