Estoy regesando de Colombia, fui invitada por CAF (Banco de Desarrollo de América Latina)  a participar  en su foro anual sobre Innovación y productividad para el desarrollo. Participé en el panel sobre el papel de las industrias creativas en la productividad y sobre casos de éxito. Querían que hablara sobre Mujeres Construyendo, lo cual me dio mucha emoción. 
 
Han pasado prácticamente 11 años desde que Mujeres Construyendo empezó como una idea en mi cabeza cuando no encontré mujeres en la blogósfera en español y después de mucho investigar y darle vueltas al asunto, decidí crear un lugar de convergencia de voces femeninas en la red.  Este trayecto ha estado lleno de aprendizajes, sinsabores, experiencias, errores, aciertos y descubrimientos. Nunca me hubiera imaginado en quién me convertiría a lo largo de estos años gracias a esa iniciativa, a ese sueño, a esa idea. 
 
Para mi fue algo completamente nuevo hacerme emprendedora, sobre todo cuando mi trayectoria había sido durante casi 18 años como funcionaria gubernamental. Cuando decidí dejar aquello atrás y lanzarme a un sabático, el resultado fue mi descubrimiento de internet y su potencial. Antes de eso, no formaban parte de mi mente.  De hecho, Conversaciones de Café cumple 11 años este noviembre, y fue mi primera incursión en internet y mi autodescubrimiento como generadora de contenido en la red. 
 
El camino no ha sido sencillo, pero no lo es para quien se reinventa. Te mueven la pasión, la curiosidad, el interés, la emoción del descubrimiento.  ¿Yo innovadora y emprendedora? Nunca me visualicé así, simplemente me puse a hacer lo que había pensado y a buscar la manera de darle vida a aquello.  Hoy veo que si, que emprendí una idea y que innové.  En el momento me sentí sola, muy sola, pero creo que eso le sucede a quienes son las primeras personas en hacer algo. Parecen locos en el desierto. Así me sentí. Recuerdo que una conocida me dijo que  alguien ya había intentado hacer una comunidad de mujeres online y que no lo había podido hacer porque había muchas cosas en contra.  Si me hubiera puesto a pensar todo lo que no podría funcionar jamás lo hubiera intentado. Es la ceguera de la ignorancia y también el empuje de la emoción. ¡Qué bueno que no lo pensé y que la ignoré! 
 
Para aventurarse en estos andares hay que ser resiliente también y muy tenaz (o necia). Soy todo eso. Descubrirme resiliente me ha gustado, y creo que he sido siempre.  He tenido incontables descalabros en el camino de la vida (si no los hubiera tenido a los 52 años sería para sentir pena por mi misma), pero no me he quedado en ellos. Me he lamido las heridas, por períodos largos y cortos, pero no me he quedado en ellas.  También he sido constante, o necia.  ¡Qué viva la necedad! Sin ella las personas no lograrían cosas. La tenacidad es una gran cosa, sin ella no logras nada. ¡Cuántas buenas ideas en la historia de la humanidad se han quedado en eso -en ideas- porque no han sido acompañadas por una actitud tenaz! Dicen que la fe mueve montañas, yo digo que la tenacidad también. 
 
Lidiar con el fracaso también es algo necesario en este camino del emprendimiento y la innovación. No sé por qué en nuestra cultura los errores son vistos como tragedias sobre las que no hay que hablar. Yo no conozco a una sola persona que sea feliz y exitosa que no se haya equivocado  en innumerables ocasiones.  Si vemos los errores como aprendizajes necesarios del camino, tal vez empecemos a darles el valor que tienen y a presumirlos como parte de nuestra historia.  No son algo para avergonzarse. Si dan pena a veces, lo entiendo y me ha pasado, pero sin ellos no hubiera tenido los aciertos posteriores.  En todo caso,  hay que abrazarlos como parte del éxito, porque eso es lo que son.  
 
Fue una experiencia muy valiosa la que viví en Bogotá. Aquí les dejo el video de nuestro panel para que le den un vistazo. Mis colegas tienen historias muy interesantes y vale la pena escucharles. 
 
 

Sigamos la conversación en Twitter: @LaClau

Post publicado originalmente en Conversaciones de Café el 12 de nov...

Vistas: 62

Los comentarios están cerrados para esta entrada

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio