¿No les pasa que cuando más seguras se sienten de lo que han avanzado, de lo que hacen, de lo que quieren, viene un ventarrón y les muestra su pequeñez, sus dudas, sus miedos y sus retrocesos?

Así me siento hoy... me sentía contenta de ir avanzando, de ya no engancharme en discusiones estériles ni con personas cuya opinión y descalificación no me importa. 

Pero entonces me encuentro desnuda, y no puedo discernir si mi espejo me está mostrando lo que soy o lo que en realidad no soy. No sé... y me siento triste, desconcertada, incongruente.

Me encabrono, discuto, me apasiono, me enamoro, me desenamoró, defiendo lo que creo y hago... pero luego no es suficiente y me cuestiono y dibujo y me acobardó y busco respuestas pero no las encuentro...

Me refugio en mis dibujos... y hago una especie de meditación con tinta y pincel: Sumi-e... y paso la tarde y voy dejándome fluir, haciendo listas de lo que tengo y he avanzado... dejando ahí, en visto lo que me dicen y duele... pero no me define del todo porque les falta justo lo que valoro: que sea la crítica de alguien que quiero y confió en que me quiera para decírmelo de forma constructiva,  no por sus propias desnudeces y limitaciones, sino como oportunidad de crecimiento mutuo. 

Y regreso también al camino de que necesito un punto medio de trabajar colectivamente pero también saber dejar ir lo que por ahora no puedo hacer porque me quita a mi individualmente y a quienes amo, Así que elijo trabajar al lado sólo de quien  se exponga tanto como yo lo hago.  

Así que me engancho, me enojo, es parte del camino. Me enoja engancharme, me enoja caer en quien me critica sin exponerse también a ser criticado, el intercambio debe ser mutuo, respetuoso o con cortesía (ahí es donde debo trabajar) mandarlo a la chingada... jijiji

Dibujar con los pinceles y la tinta china sin hacer nada concreto, buscando el "sentido"...el "kumi" me reta, porque no todo me agrada o no logró hacerlo... pero de repente una mancha, la forma en que se expande el negro sobre la superficie blanca, me tranquiliza, me abraza y viste el corazón para reiniciar en donde me encuentre. Ser flexible si, pero tampoco renegar de mi naturaleza, tomar fuerza de lo que soy y he logrado. No será mucho, tampoco es tan poco. 

¿Ustedes? ¿Cómo manejan sus incongruencias?...

Vistas: 595

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Margarita Nava el febrero 2, 2015 a las 3:10am

Estimada Ana Mansilla, tus palabras sabias me reconfortan. Si estoy en pausa, pero con más ganas de fluir. Abrazo fuerte y gracias por tomarte el tiempo para comentar. ;)

Comentario de Ana Mansilla el enero 28, 2015 a las 8:41am
Interesante tu reflexión y muy lindo tu trabajo. Soy mas bien lega en las artes y me considero "público agradecido" admirando la capacidad de otros para transmitir por diversos medios emociones y desazones.
Preguntas, me preguntas, como manejo las incongruencias.....
Las incongruencias yo ya no las manejo, he aprendido que no se pueden controlar que son parte de la congruencia misma y con lo que dan movimiento y dinamismo a un existir que de otro modo seria plano, triste, gris.
Son las incongruencias lo que te hace detenerte, pensar, valorar, evaluar y sopesar desde una situación hasta tu existencia misma. De hecho, ya te preguntaste si en realidad son incongruencias o solo otro aspecto de ti misma o de la situación?
Yo no manejo incongruencias, las abrazo y fluyó con ellas. No es fácil, en ocaciones es doloroso y para mi, que mi mayor aptitud es analizar y pensar, me hacen a veces caer en " la parálisis del análisis" pero así soy yo.

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio