Loq que la quietud transitoria te regala...

Claro que estaba en las oscuridades de una gran desolación, pero decidí vivir un dolor a la vez. Lo de mi amiga, claro, como cualquier familiar, no se supera, se aprende a convivir de otra manera, aprendiendo a recordar y mantener vivos los recuerdos, mantenerla viva en mí y sentirla a cada rato y así me sucede con PAULA, ese es su nombre.


Las demás situaciones, me detuvieron un tiempo en la vida, pero me llenaron de aire, de experiencia, de recordar quien soy, de aprendizajes y, en cierta manera me alivianaron la vida.
A veces hay que detenerse un tiempo, pero para reveer situaciones, historias, acciones, pensamientos, para repartir de nuevo, acomodar, mejorar, muchas veces para RE NACER.


Es importante frenar, no siempre debe hacerlo la vida, vos también podes decirte STOP y ver, analizar cómo estás, cómo viene tu camino y reescribir tu ruta.
La vida no te detiene, sino el tiempo que te quedes detenido es lo que te detiene.


Si estás en momentos de detención de vida, escribime, yo te escucho, te abrazo y si me permitís, te acompaño hasta que vuelvas a VOS!

Celina Cocimano, terapeuta y Coach emocional @cecocimano

Vistas: 46

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio