Escribo camino a casa, aún faltan cuatro horas de viaje, probablemente sea lo menos divertido entre un cólico y el saber la agenda que me espera esta semana.
Fue un fin de semana largo, de esos en los que desapareces de la rutina, tome a mi fiel maleta "la colorda" y emprendí la aventura a la mexicana.


El primero del año visitando a la renombrada Ciudad de México, conocer por primera vez la Plaza México, abrir mi propia cuenta de Uber, desayunar en el Cardenal, tortas de tamal, churros, chocolate y tortas de El Moro, cenar en la Casa de Toño y andar "ciudad mexicando".


Sin duda cada viaje es una nueva experiencia, son sabores, olores, amistades y enseñanzas, he aprendido que cada vez que deshago la maleta guardo historias y anécdotas, cada visita a la central es un anhelo y también un "no estas", para contemplar desde la ventana del autobús carreteras que siempre terminan llevándome a algún lugar.


Me encanta ver las luces de la noche en la ciudad que visito, ¿soy valiente?, no lo sé, he aprendido a disfrutar y a encontrarme a mí misma.


Probablemente cuando publique estas líneas ya esté en casa, tomando una taza de café y sacando de las bolsas los recuerdos con sabor a galletas de la Edison, a pan de la Ideal y aroma de un cielito querido.

 

Vistas: 178

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Angie Contreras el febrero 2, 2016 a las 10:26am

Mariangel

cuenta con ello!!! 

fíjate que si me falta probar un buen pulque. un abrazo

Comentario de Mariangel Calderon el febrero 2, 2016 a las 9:17am

La próxima avisas y te llevo a Temazcales a Xochimilco y a probar buen pulque

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2021   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio