Nelson Mandela decía que “la historia nos juzgará por la diferencia que marcamos en la vida cotidiana de niños (y niñas).” En este mes que se centra en la infancia, pongamos atención en su seguridad y protección en los espacios de interacción social, sobre todo en aquellos del mundo digital.

Uno de los mayores peligros en línea que los acechan es caer en redes de criminales que busquen violentar su integridad y dignidad.

Según la Organización Internacional del Trabajo, la explotación sexual comercial infantil es un delito que se traduce en someter a los menores a prácticas de prostitución o pornografía, o bien, realizar su tráfico para estas actividades.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre Trata de Personas 2020 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, a nivel global en 2018, 72% de las niñas y 23% de los niños víctimas de trata fueron reclutadas para ser forzadas a realizar actos sexuales sin su consentimiento.

Así como las tecnologías de la información y la comunicación han brindado oportunidades de desarrollo; también han potenciado la comisión de ilícitos, en particular hacia las personas con mayor vulnerabilidad como nuestras pequeñas y pequeños.

Según un informe de la OCDE de 2020 sobre los impactos de la pandemia por COVID-19 en la niñez, la explotación sexual infantil por Internet puede manifestarse en la sextorsión que ocurre cuando se chantajea a la víctima con compartir una imagen erótica para obligarla a hacer algo; o con el cybergrooming que consiste en que una persona adulta, con engaños, gane la confianza de los menores para abusar sexualmente de ellos.

El Índice de Seguridad Infantil en Línea 2020 del think tank DQ Institute revela que, de 145 mil 426 menores de 8 a 12 años encuestados en 30 países, el 60% señaló haber enfrentado algún riesgo cibernético; entre ellos, el 29% estuvo expuesto a contenido violento y sexual, y el 17% tuvo encuentros o contacto de este tipo fuera de la red, con personas con quienes se comunicó a través de ella.

Para prevenir estas conductas atroces, el informe sobre seguridad de niños y niñas en línea de 2019, de la UNESCO, entre otras recomendaciones, propone que conozcan sus derechos digitales; que usen aplicaciones o servicios tecnológicos acordes a su edad; y que cuenten con el acompañamiento de personas adultas para mantenerse a salvo.

A propósito del Día Internacional Contra la Explotación Sexual Infantil, ocurrido el 4 de abril, para cuidar en Internet a los menores se requiere la suma de sinergias de las instituciones públicas, de las organizaciones, de las escuelas, de las familias, e incluso de ellos mismos; pues solo así, entre todas y todos, lograremos una infancia libre de monstruos digitales.


Fuente:

"Infancia libre de monstruos digitales", columna invitada, El Heraldo de México, 12 de abril de 2022, disponible en: https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/4/12/infancia-libre-de-...

Vistas: 28

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio