El viernes 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer.  Tengo la fortuna de participar en dos conferencias en el Estado de Tamaulipas para el DIF, que ha convocado a las mujeres de esa región a que asistan a la conferencia “El Poder de ser Mujer”.   Me encantó el nombre, porque hoy en día, oímos la palabra empoderada, que también me encanta, pero empieza a sonar trillado el tema y en mi opinión, ya se da por hecho.  En cambio, este título, siento que te regresa el poder y te contagia a creértelo.

Así es, una de las principales reflexiones en tomar poder como mujeres, no importa a qué te dediques, ama de casa, emprendedora, activista, profesional, empresaria, es creer en ti misma.   Cuando queremos levantar la voz, y no creemos que esta voz nos va a representar, cuando permitimos entrar la duda en nuestros pensamientos, cuando decidimos escuchar mensajes que nos debiliten, en ese instante perdemos el poder.

Si realmente estamos convencidas de que podemos lograr lo que sea que te propones, en ese momento hay una energía increíble que impulsa nuestro camino.

Usa Tu Poder como Mujer

Levanta la voz: Puedes opinar y contribuir, tu pensamiento es valioso, y quedarte callada por temor a qué no te tomen en cuenta o que lo que digas no tiene sentido, puede evitar una gran contribución en todo momento, ya sea en tu familia, en juntas de trabajo, en tu comunidad.

Hazte visible: Ofrece tu apoyo, no esperes a que te vengan a tocar la puerta y te den el ascenso que estas esperando. Pareciera que alrededor escogen a todos menos que a ti, y seguramente algo hicieron para hacerse notables.   Investiga qué se necesita para que te tomen en cuenta, comunícalo para que sepan que estás dispuesta. “Si la montaña no va a Maoma, entonces yo voy a la montaña”

Hazte útil: Aprende algo nuevo, contribuye en aquello que te destaque y sácale provecho, así sea como voluntaria dando clases, o toma una clase de historia, o una nueva técnica que te ayude en tu trabajo.   Ocupa tu tiempo en aprender, estudiar, contribuir con el valor o talento que tengas, porque cuando sientes que lo haces, reflejas un gran poder como mujer.

Siéntete bien:  sé un poco egoísta y piensa en ti. Date una recompensa de vez en cuando en lo que más te haga sentir bien.  Muchas mujeres nos ponemos en segundo término siempre, porque o primero están los hijos, o el marido, o las tareas de la casa, o el trabajo.   Olvidamos recompensarnos de vez en cuando, y cuando pasa el tiempo, te das cuenta que no te has cuidado a ti misma. Así que ve a un SPA, compra una prenda nueva de ropa, escápate al cine o a comer con amigas, sal de viaje.   Te lo mereces y te hará sentir bien, y si te sientes bien,  te proyectarás increíble.

Demuestra el Poder de Ser Mujer

Si te equivocas no importa, vuelve a levantarte.  Todo mundo absolutamente todo mundo se equivoca, y la gente que sobresale, es la que aprende de ese error para salir adelante.  Como mujeres, pensamos que está fatal si opino o propongo y está mal, cómo es que me verán. Entonces por miedo a no equivocarnos en público, nos quedamos calladas, o no intentamos hacer nuevas cosas.   La resiliencia en la mujer demuestra el poder que tenemos para ante cualquier adversidad salir adelante.

El poder de ser mujer, radica principalmente, en ser feliz con lo que somos. Aprender a ser plenas y cualquiera que sea mi plan de vida, tomarlo y vivirlo al máximo.  Evita que las personas a tu alrededor te puedan hacer creer diferente. Está en tus manos, levantar tu voz y dejar un legado a tu familia, a tu comunidad y a la gente que te rodea, depende solo de ti lograrlo.

El contenido original de esta publicación se encuentra en https://www.alemarroquin.com/2019/03/03/el-poder-de-ser-mujer/ ;

Vistas: 48

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio