El aprovechamiento del entorno digital tiene ventajas, pero plantea grandes retos a solventar

¿Cómo modulamos la regulación digital para proteger nuestros derechos y, a la vez, permitir el desarrollo económico y social? ¿Cómo adaptamos las legislaciones y política públicas a los contextos nacionales, sin perder de vista la interacción global? ¿Cómo nos coordinamos efectivamente entre actores públicos y privados?


Estos fueron algunos de los cuestionamientos abordados en el Foro “The Future of Digital Policy and Regulation”, convocado por DPL Live y la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia, que congregó a diversos perfiles especializados para conversar al respecto.


Quienes participamos coincidimos en que las sociedades y economías digitales han evidenciado la necesidad de contar con normas y políticas acordes a la complejidad de las nuevas tecnologías, capaces de responder a sus constantes cambios y a su naturaleza multisectorial y transnacional.


Si bien el aprovechamiento del entorno digital, en el que se diluyen las fronteras geográficas, tiene ventajas, también plantea grandes retos a solventar a nivel mundial.


Destacan, entre otros, el aumento en los riesgos de vulneración a nuestra información personal; la circulación masiva de noticias falsas (fake news); proliferación de las violencias en la red y la comisión de diversos delitos cibernéticos.


En el informe La Libertad en la Red 2021, de Freedom House, se muestra que, de 70 países analizados, 48 habían emprendido acciones legislativas o administrativas para regular a las empresas tecnológicas, sin que estas modificaciones, en su mayoría, hubieran reducido los ataques a la libertad de expresión o a nuestra privacidad.


El mayor desafío de crear innovaciones tecnológicas que requieran tratamientos y flujos intensivos de datos radica en no olvidar que han sido ideadas para facilitarnos la vida y potenciar nuestros derechos.


Por lo tanto, la acción empresarial, la competencia y el crecimiento económicos deben alinearse puntualmente a ello.


Para afrontar esta situación, como señala el estudio El futuro de la regulación, de 2017, elaborado por la empresa Deloitte, los modelos regulatorios de las tecnologías emergentes deben ser más flexibles, colaborativos y ágiles; estar basados en la experimentación y cocreación, y favorecer una autorregulación que priorice objetivos y resultados.


Decía el investigador colombiano Francisco Mojica que “la prospectiva nos enseña que no es necesario sufrir o padecer el futuro, sino que podemos construirlo”.


Para que la transformación digital nos siga beneficiando, debemos cimentar marcos normativos acordes a nuestras necesidades como estado, pero considerando estándares y buenas prácticas internacionales; trabajar en alianzas multiactor con un enfoque integrador de materias como la privacidad, las telecomunicaciones o la ciberseguridad, y ajustarnos a la constante innovación.


Fuente:

"El aprovechamiento del entorno digital tiene ventajas, pero plantea grandes retos a solventar", columna invitada, El Heraldo de México, 07 de junio de 2022, disponible en: https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/6/7/fronteras-regulator...

Vistas: 43

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio