En este mes de enero, en el que se recuerda a uno de los grandes líderes del movimiento de derechos civiles en Estados Unidos, Martin Luther King Jr., cuyo activismo pacífico en favor de la igualdad de las personas afrodescendientes logró cambios sociales profundos, quiero hacer visible el papel de las mujeres en esa lucha en contra de la discriminación.

Traigo a colación la historia de Rosa Parks, una costurera de Montgomery, Alabama, que se rebeló contra las medidas de segregación racial en los espacios y servicios públicos, al negarse a ceder el asiento del autobús que ocupaba en la sección que le correspondía por su color de piel, a gente blanca que estaba de pie, como una reacción de hartazgo por ser tratada como “ciudadana de segunda”.

Como era de esperarse, esta valiente mujer fue arrestada y condenada por protestar en contra de normas opuestas a la dignidad. Este hecho, ocurrido en diciembre de 1955, fue detonante de la campaña de boicot a este transporte, la cual generó importantes pérdidas económicas, pues significó que aproximadamente el 70% de personas usuarias afroamericanas dejaran de trasladarse por ese medio.

Gracias a acciones de resistencia, sin violencia, como la de Parks, y a su efecto multiplicador, un año después, se suprimió la separación racial en este tipo de vehículos, y al tiempo, llegó la justicia; y tras su fallecimiento, su reconocimiento como la primera mujer y la segunda afroamericana, que fuera velada en el capitolio de Washington, distinción que se ha concedido a pocas personalidades, en total 44 hasta la fecha.

Otro caso es el de la docente Septima Clark, quien consciente de la importancia de la educación para el empoderamiento, desarrolló en la década de 1950, un programa educativo para la comunidad negra adulta llamado “Escuelas de Ciudadanía”, a través del cual se les enseñaba a leer y escribir, para que pudieran ejercer plenamente su derecho a votar, pues en el sur de los Estados Unidos se les restringía al exigirles pruebas de alfabetización.

Como estas mujeres, son muchas las que, por causas diversas, como el racismo, alzaron sus voces para combatir la exclusión que sufrían; y para demandar el respeto a las prerrogativas que tenemos todas las personas; mismas que hacen eco en la actualidad.

Al respecto, la Encuesta sobre Discriminación de la Ciudad de México 2021 de la COPRED, revela que una de cada cuatro personas encuestadas se ha sentido discriminada al menos una vez, siendo su color de piel la segunda causa más común de ello, con un 16.2%, solo después de la pobreza, con un 16.4%, mostrando una mínima diferencia.

Porque nuestras libertades deberían estar aseguradas sin cortapisas; en la búsqueda de una sociedad más justa, las mujeres que se han vuelto defensoras de sus derechos, en específico, de su igualdad, hacen honor a las palabras del propio Luther King, quien decía que nunca hay que tener miedo de hacer lo correcto, especialmente, si el bienestar de una persona está en juego.

Fuente:

"Defensoras de derechos contra la segregación racial", columna invitada, El Heraldo de México, 31 de enero de 2023, disponible en: https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2023/1/31/defensoras-de-dere...

Vistas: 42

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2023   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio