Hablemos de finanzas. De la plata, la pasta, la lana, el varo.

¿Por qué parece imposible vivir con menos de lo que ganamos actualmente?

Esta pregunta es una de las que más me perseguía en los primeros meses de mi vida laboral, siempre después de conversar con amigos y amigas en distintos puntos de la cadena laboral.

Y es que tengo amigos y amigas que ganan dos, tres, hasta diez veces lo que yo ganaba al inicio, y admitían que no podrían aceptar un trabajo que les pagara menos porque, simplemente, no les alcanzaría. Todos con más responsabilidades financieras que yo, sí, pero aun así: ¿Cómo es que genuinamente no les alcanzaría? ¿Cómo puedes quintuplicar tu sueldo inicial y tener un cambio de estilo de vida tan fuerte?

Todas y todos tenían respuestas diferentes. Que había sido algo gradual; ver más dinero en la cuenta les hizo permisible tener actividades que antes ni habrían concebido. Que sus responsabilidades habían aumentado con el paso de los años, por familiares enfermos o llegadas de hijos. Que el mercado crediticio está diseñado para promover esos cambios. Qué sé yo – había mil explicaciones perfectamente racionales, pero ninguna que me resonara realmente.

Hasta que llegó mi segundo trabajo después de la universidad, y todo tuvo perfecto sentido.

Aunque siempre he sido buena ahorradora y generalmente conservadora en los gastos, minimalista en las compras y racional antes de hacer compromisos grandes, no pude resistir a la locura del aumento de sueldo. 

Escribo este post en un momento en el que, después de la locura, me toca sentarme y alinear mi práctica con mis valores. Para mí, lo más importante es poder trabajar toda mi vida en el campo laboral que me fascina, las ONG – coincidentemente, uno que no tiene los mejores salarios del mundo. Y el tema es que es importante que el sueldo nunca sea mi directriz al escoger dónde está la siguiente movida.

Así que retomo la pregunta: ¿Por qué parece imposible vivir con menos de lo que ganamos actualmente?

Queridas Mujeres Construyendo, acepto cualquier pedazo de sabiduría o consejo sobre este tema. :)

Vistas: 183

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Mariel García el junio 22, 2015 a las 8:59am

Queridas Martha y Martha Elisa, gracias por tomarse el tiempo para responder. Creo que esta cadena laboral y los ajustes van a ser difíciles, pues justo como dice Martha Elisa nos vamos permitiendo 'gustitos' que es difícil identificar. Voy a ponerme las pilas para analizar todas esas cosas. Si encuentro algún sistema bueno para hacerlo, lo compartiré acá.

¡Gracias nuevamente por tomarse el tiempo! :)

Comentario de Martha Cisneros el junio 18, 2015 a las 2:17pm

Coincido con mi tocaya. Ganas mas  y ajustas tu vida al nivel de lo que ganas, pero tenemos muchos ejemplos de  personas que siendo millonarios han vivido mas modestamente, ahi esta el beisbolista Daniel Norris que siendo millonario no vive como tal si no todo lo contrario, y los interminables libros y estudios que se han realizado sobre Warren Buffet que tampoco vive como tal. Creo que siempre nos alcanza pero como la logica de del economico clasista Adams decia, economicamente el deseo de querer mas siempre esta presente en la humanidad.

Comentario de Martha Elisa Rosales Godínez el junio 17, 2015 a las 7:12pm

Buenas tardes Mariel, leo tu post y es algo que siempre nos preguntamos pero a ver si puedo darte algunas pistas... y si se puede vivir con sueldos "decentes" pero haciendo lo que amas... Yo soy secretaria bilingüe, para lo cual nunca ejercí como secretaria, siempre he sido asistente, coordinadora, gerente y subdirector, por supuesto que conforme fui subiendo de puesto era más sueldo... entonces ¿qué pasa?, muy sencillo, empieza la competencia o gastos superfluos, por ejemplo primero te comprabas un café de 5 pesos con la señora de la esquina y de acuerdo a tu poder adquisitivo terminaste tomando el mismo café pero en starbuk, claro que a un precio 10 veces más caro, en ocasiones te das cuenta y en otras no. Así mismo, también sucede que antes con irte en metro o metrobús, con empujones, manoseos, malos olores, pues ya te alcanza para un cochecito y se llama comodidad o confort, aunque la gasolina está cara, pero no hay como regresar tarde a tu casa sin preocupación de no alcanzar el transporte público.  De acuerdo a los estándares laborales tus actividades se incrementan, conoces otro tipo de gente, empiezas a conocer el mundo maravilloso que hay afuera y pues tienes la posibilidad de ir a un centro nocturno, a un concierto, a una obra de teatro o al cine y si es en centro comercial mejor... si hablamos de ropa, a lo mejor antes la comprabas en Walmart o Mixcalco, pero ahora ya te la compras en Liverpool, Palacio de Hierro o Zara. Claro que la vida te va enseñando, te puedo decir que mucha de la ropa que vende Liverpool y Palacio de Hierro es de maquileros de Mixcalco y Zara en México es maquilada en Atlajomulco Jalisco con textiles orgullosamente mexicanos, pero te lo venden a precio europeo. No quiero marearte más, sólo decirte que hace ya más de 5 años cuando yo ganaba arriba de los 35000 pesos, decidí no trabajar más y tratar de hacerlo por mi cuenta (sin ahorro alguno ya que una hermana enfermó y todo se fue en su enfermedad) y al día de hoy, a lo mejor no compro como antes, pero me alcanza muy bien, no tengo deudas y regresé a mis raíces como ser humano, me dedico hacer muñecas de trapo y repostería que es mi pasión y creo que no me he arrepentido. Camino derecha sin agacharme y creo que sonrío demasiado... te mando muchas bendiciones!!

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Norma Ramirez publicó un estado
"Ni una menos, conmemorando el dia de la eliminación de la violencia contra las mujeres."
Hace 10 horas
Post de Marina A San Martín Rebolloso
Hace 14 horas
Icono del perfilCarmen Valdés Hernández y Norma Ramirez se unieron a Mujeres Construyendo
Hace 18 horas
Entrada de blog de Mónica Mendoza Madrigal

Violencia cotidiana

          Hace un par de semanas, recibí una llamada. Me pedían ponerme en contacto con una persona…Ver más
ayer

© 2020   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio