En ocasiones, nuestra mente puede divagar y enfocarse únicamente en aspectos negativos de nosotros mismos o de nuestros seres queridos, generando una gran ansiedad, miedo y preocupación.

 

Algunas simples acciones que te pueden ayudar a combatir los pensamientos negativos:

 

1) Trata de pensar menos en el futuro, y dirigir tu atención al momento presente: puedes comenzar percibiendo cualquier sensación interna o externa de tu cuerpo (si tienes alguna molestia, dolor, el latir de tu corazón, tu respiración, etc.), los aromas que te rodean o el clima (entre muchas otras cosas).

 

A continuación, trata de descubrir cosas positivas, que te agraden, te hagan sentir bien o cómoda del momento presente. Esto ayudará a que disminuyan los pensamientos negativos, y haciéndolo constantemente, puede comenzar a disminuir tu ansiedad.

 

2) Date cuenta que NO puedes controlar lo que te sucede, sólo puedes controlar CÓMO reaccionar: si no suceden las cosas como las habías planeado, o si alguien o tú misma cometen un error, sólo puedes controlar tus emociones y pensamientos.

 

Tomando en cuenta esto, intenta reaccionar de forma saludable, asertiva o tratando de causar y causarte el menor daño a la salud física, emocional y espiritual.

 

Si te cuesta trabajo hacer esto, vuelve nuevamente al punto 1.

 

3) Establece un periodo para pensar/preocuparte: si en un principio NO puedes deshacerte por completo de tus pensamientos negativos, SÍ puedes ponerles límites o restricciones.

 

Designa un momento del día, en el cual puedas enfocarte libre y completamente a tus preocupaciones (media hora, durante el baño, cuando salgas a caminar, cuando estés cocinando, etc.).

 

Si te das cuenta de que en otro periodo del día te atacan los pensamientos negativos, detén lo que estés haciendo y escríbelos (o dibújalos). También puedes tratar de distraerte con actividades sencillas (cantar, ver la TV, hacer un rompecabezas, un crucigrama o una sopa de letras, limpiar algo, tejer, etc.).

4) Reconoce que equivocarte o fracasar, son parte NORMAL y esperada en la vida de cualquier persona: intenta paulatinamente dejar atrás el perfeccionismo, los estándares altos, inalcanzables e irrealizables.

 

Establece metas sencillas y VIABLES cada día. Si logras cumplir una pequeña meta, es como subir un pequeño escalón. Este se unirá a otra pequeña meta, y a otro pequeño escalón. Cuando voltees atrás, habrás logrado subir una gran montaña.

 

5) Escribe en una libreta POR LO MENOS un logro, cosa positiva, agradable o que te haya echo sentir bien cada día: para que veas, recuerdes y contabilices tus avances.

 

Esto te ayudará a sentirte motivada y darte cuenta de que NO todo es negativo.

 

 

Si a pesar de seguir estos consejos, tu ansiedad sigue en aumento, busca ayuda profesional. Recuerda que MERECES ser feliz, estar sana y fuerte.

 

 

http://im-still-learning.com/2013/11/03/worry-much/

Vistas: 328

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de REYNA el enero 9, 2015 a las 1:36pm

Mil graaaaacias :D justo en el momento preciso...

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Icono del perfilEsther León y Nicte Tovar se unieron a Mujeres Construyendo
Hace 18 horas
Post de Marina A San Martín Rebolloso
Hace 22 horas
La entrada de blog de Mónica Mendoza Madrigal se mostró en una publicación

El único camino posible

Los cambios geopolíticos de la última parte del siglo pasado, aunados a las modificaciones…Ver más
ayer
Entrada de blog de Leticia del Rocío Hernández

Construyendo identidades, ¿al gusto de quién?

“Mientras somos jóvenes, tenemos la tendencia a ignorar la vejez,como si fuera una enfermedad, una…Ver más
ayer

© 2020   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio