Recordando la tragedia del #TriangleShirtwaistFire by @marthacisneros

Desde hace 104 años cada 25 de marzo se recuerda en Nueva York el incendio de  la fábrica Triangle Shirtwaist  en el que fallecieron 145 mujeres immigrantes del Este de Europa e Italia que  trabajaban por menos del salario mínimo y bajo condiciones insalubres. Tales eran dichas condiciones que a causa de un incendio  que no pudo ser controlado la evacuación de las trabajadoras del lugar y en ataques de desesperación saltaban por las ventanas del edificio para salvar sus vidas. Los bomberos  que llegaban ya muy tarde quedaron impresionados al presenciar esta escena al llegar al lugar. Más información acá:  Triangle Shirtwaist Factory Tragedy by History Channel 

Más que un post histórico, recordar en este día no sólo nos invita a honrar la memoria de las 145 jóvenes inmigrantes que fallecieron en aquella tragedia,  si no también a reflexionar que tanto hemos avanzado como humanidad en términos de seguridad laboral en los 104 años desde que esa tragedia ocurrió en Nueva York. Tal vez las fábricas ya no se encuentran en la capital del mundo, donde las condiciones de trabajo han mejorado por la presión que los sindicatos tienen en esta isla, pero no son garantía aún de seguridad para los trabajadores inmigrantes que siguen realizando tareas de alto riesgo sin seguro y que por su estatus migratorio no pueden aliarse a grupos sindicales que puedan apoyarlos. La migración es un fenómeno muy amplio  para abordar en este artículo, pero lo concerniente a las condiciones de trabajo en la que muchos inmigrantes trabajan en esta ciudad, no en el mismo campo de la industria textil pero si en otras áreas de riesgo, son similares a las de hace 100 años. Ahí están nuestros bicicleteros en su mayoría latinos o chinos o los llamados deliveries que entregan en bicicleta de negocio a hogares, oficinas y departamentos la comida o cualquier otro desafiando el tráfico de este safari de concreto exponiendo sus vidas muchas veces sin la protección mínima requerida.

En lo que concierna a la producción en masa y como menciono anteriormente, muchas fábricas ya no se encuentran en esta ciudad ya que con los tratados de comercio, el país norteamericano a exportado el problema de seguridad laboral,  al menos en el ramo de la industria del vestido, que es en la que tengo conocimiento, a otros países como Vietnam,Bangladesh, China, Vietnam, India, etc.  donde miles de maquiladoras siguen hilando los vestidos de grandes imperios comerciales por el salario mínimo y bajo condiciones  que siguen siendo iguales a las que aquellas inmigrantes europeas en épocas de la revolución industrial trabajaban en América.

Apenas hace dos años sucedió una tragedia en Bangladesh en una fábrica que hilaba los uniformes de los Marinos del Ejército Naval de los Estados Unidos de América así como los diseños de la tienda Holandesa C&A y de la americana Wal-Mart.

Independientemente de la industria, la seguridad laboral es algo a lo que todos tenemos derecho de exigir y sobre todo recibir.

Publicado en Las Neoyorquinas el 25 de Marzo 2015

About me: marthacisneros.com

Twitter: @marthacisneros

Vistas: 68

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio