Querida compañera:

Quisiera iniciar estas líneas expresando que el título de esta carta es simplemente mercadotecnia, no concuerdo que entre las mujeres existan enemigas, porque no lo creo, pero no le podía poner “Carta a mi archienemiga”, porque sería muy dramático y titularlo “Carta a una no-amiga” simplemente no se lee “bonito”.

Así que dejaremos que la carta hable por sí misma, iniciare diciendo que creo que entre las mujeres no debería existir esa palabra en nuestro lenguaje aunque  sería imposible considerando que las mujeres hablamos en promedio unas 20 mil palabras por día y aunque tal vez no exista en el lenguaje debería ser un sentimiento reservado a momentos como “mi peor enemiga es la menstruación, la odio tanto”, o “ese rímel parece ser mi enemiga”, porque entre las mujeres siempre ha existido un código o siendo más profetas, los mandamientos que se acatan entre nosotras.

¿Por qué digo esto?, porque nos ha tocado ser el sexo débil siempre, y sí, aún hoy en día con las cuotas de género, las oportunidades laborales, nuestra vida profesional, sexual y reproductiva, las mujeres seguimos siendo las rezagadas en muchas áreas, iniciando porque tenemos sueldos más bajos que los hombres con igual cantidad de trabajo y porque nuestros múltiples roles nos permiten “no pensar en nosotras”,  pero quiero aclarar querida compañera que el pacto entre las mujeres debe y está vigente, por que ocupamos con quien desahogar nuestros enojos, corajes, contar nuestros anhelos, sueños y metas, por lo tanto quiero aclarar que no siento ningún tipo de odio ante tu persona.

Lo que sí es seguro es que tenemos diferencias, de ideas, opiniones, gustos y hasta de carácter, que no exista el odio no quiere decir que no exista todo lo demás, porque ante todos somos humanos y a veces poco tolerantes que nos gusta tener la razón. Por eso cuando debato, opinó o hago que toda una habitación se vuelque a escuchar mi punto de vista no quiere decir que busque la manera de arruinarte el día, sino que simplemente estoy siendo yo y ser yo no debe causar molestia a nadie más que a mí. Y sobre todo debes aprender a hacer y decir las cosas sin buscar la aprobación de los demás, y no solo debes yo también debo aprender a tener mi propia voz

Otra cosa muy importante, es que tener mi propio grupo de amigas (que se transforma en grupo de apoyo, subsistencia, emergencia, de fiestas, confesiones, de caja de pandora, contención y de secretos) no quiere decir que le declare la guerra a todas las mujeres del grupo o que las considere intrusas, pero seamos sinceras, ¿no es mejor la vida cuándo tenemos en quién confiar?, ese grupo al que pertenezco y el que tú también tienes es el grupo de confidentes que han soportado de todo juntas y que simplemente es el grupo que no te criticara si esa blusa no te va. Pero cuando se trata de trabajar, de sacar un proyecto, lo hacemos y sobretodo nos solidarizamos por una causa.

El mundo ya es difícil de por sí y a eso súmale tener que estar angustiada y escuchado las historias maravillosas que dicen otros que otros cuentas sobre mí y sobre ti es más que angustiante, por eso creo que debemos mantener el chisme como historias maravillosas y fabulosas que se cuentan para enriquecer el dialogo entre las personas, pero no como factor determinante de lo que se debe o no creer de lo que opino o no sobre ti.

Querida compañera, lo que ahora te pido es que hagamos un pacto por todas las mujeres, en que nos apoyemos, confiemos en nosotras y talvez, porque no, tomemos una taza de café como pacto para este 2015.

Las mujeres hoy debemos reafirmar nuestra sororidad, apoyarnos entre nosotras y ser files a una misma causa que compartimos por el hecho de ser mujeres.

Querida compañera, espero que estas líneas te sirvan para comprender que mi odio no es hacia ti, al contrario siempre tendrás en mí a una mujer comprometida y que sabe escuchar.

 

A t e n t a m e n t e

Una compañera

@AngieConter

Pueden leer más en: Blog de Angie

Vistas: 1418

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Angie Contreras el enero 29, 2015 a las 2:49pm

Ana Mansilla:

1.- claro y las peleas entre hombres también se dan, pero creo que las peleas de las mujeres son más dramáticas, más sensibles y más largas, y sobretodo tienen una repercusión en nuestras vidas, porque enemistarnos con alguien difícilmente volvemos a hablar igual que antes, o simplemente creo que entre nosotras somos más competitivas.

2.- Al decir sexo débil no me refería a un pensamiento actual, sino trataba de marcar un pensamiento que nos marcó durante muchas décadas, talvez si existieron sociedades donde la mujeres era bastante valorada pero que al final lo que prevaleció fue que la mujer era inferior al hombre.

3.- Exacto porque lo planteo, no será una amiga a la que le cuente mis más íntimos secretos, para eso tengo a mi grupo, pero la sororidad nos da la oportunidad de literal “no destruirnos entre nosotras”, no hablar mal, no caer en el chisme, creo yo que la sororidad es la batuta de las reglas no escritas que tenemos las mujeres.

4.- Y de la individualidad, claro, porque luego se cree que somos muy ególatras y no ocupamos ayuda de los demás, cuando al final siempre necesitamos de otros. Y si la edad es sabia para esas cosas.

 

Comentario de Angie Contreras el enero 29, 2015 a las 2:43pm

Karla Márquez: en el lugar donde trabajo son 5 hombres y yo soy la única mujer, ya te imaginaras lo divertido y aventurero que es trabajar así, exactamente para ellos es blanco o negro y yo lo veo gris Oxford, blanco marfil, gris rata, negro petróleo, y literal les saco la guía pantone, pero al final siempre aprendemos, y creo que aprendo yo más de ellos.

Eso sí es importante, debemos apoyarnos entre nosotras, al menos por que siempre ocupamos con quien hablar.

 

Comentario de Angie Contreras el enero 29, 2015 a las 2:39pm

MC, es todo un tema pero solo una pequeña parte de lo que nos hace ser mujeres.

Comentario de Angie Contreras el enero 29, 2015 a las 2:39pm

Martha Rosales:

Muchas gracias cuando sienta el llamado de la Virgen recurriré a ti. Y creo que parte de cómo somos estas en lo cierto es la educación que nos han dado nuestros padres, porque sin duda la educación también se da desde el hogar.

Y eso sí, la mujer es un ser que cada día me sorprende más, y mira que como dijo Simone de Beauvoir “la mujer no nace se hace”, yo sigo aprendiendo a ser.

Comentario de Angie Contreras el enero 29, 2015 a las 2:33pm
Laura Velazquez, claro los hombres hacen eso y creo que deberíamos aprender, tal cual pregunta a la Miss Colombia, yo hubiera respondido eso, la capacidad que tienen los hombres de trabajar en equipo anteponiendo las malas caras, los chismes y enemistades.
Comentario de Ana Mansilla el enero 27, 2015 a las 6:29pm
La verdad tuve que leer la entrada un par de veces antes de comentar, como dice MC "todo un tema para arrancar".
solo,punteare mis opiniones, que son desde mi experiencia y nada mas.
- si puede haber enemistad entre mujeres como la hay entre hombres, no creo que sea cuestión de género sino de personalidad y educación. Es mas enemistad entre humanos porque de que hay cada personaje circulando por ahí,los hay
-sexo débil, mmmmmmmm,. Antes de las sociedades patriarcales y las religiones monoteístas en algunas sociedades las mujeres eran equivalentes (que no iguales) a los hombres, con los mismos derechos y obligaciones. En otras ostentaban grados mucho mayores. Creo que es un tema que da para mucho. Actualmente si tenemos desventajas en muchísimos ambitos del quehacer humano pero no por ello seremos débiles, o si?
- la sororidad también es todo un tema. Creo que no por el simple hecho de compartir género debemos ser "amiguitas del bosque". La solidaridad, compañerismo, apoyo, acompañamiento son cosas que se van construyendo en el andar diario.mson cosas que se dan cuando hay hilos conductores. Los hombres también son capaces de tener fraternidades tan poderosas como las nuestras y también se basan en la confianza que da el compartir experiencias y vivencias. Que las mujeres somos y necesitamos de los círculos de género para nuestra propia sanidad mental, también eso es cierto. Ellos lo necesitan para sus "empresas laborales" nosotras para nuestro crecimiento y para nuestras "empresas creadoras".
-concuerdo que la individualidad no debería molestar a los demás y si una particular personalidad causa molestia es problema del receptor y no del emisor. Dicho esto también creo que se debe ser cuidadoso en no expresar la individualidad de forma tal que se "levante polvareda". Eso se aprende con la edad.
Como dije al principio, es TODO un tema y queda para mucha reflexión.
Comentario de Karla de Lourdes Márquez Sandova el enero 27, 2015 a las 1:37pm

Leyendo tu entrada creo que tocaste un tema que puede ser tan complicado como nosotras queramos...es cierto que parte de nuestra personalidad nos hace ser mucho mas complicadas que el género masculino. Y las que hemos tenido la oportunidad de trabajar con ellos, no me podrán contradecir que para ellos las cosas son blancas o negras, solo dos opciones, lo que los lleva a ser mas simples en tomar decisiones. Algo que nosotros tendemos a complicar...pero más que una desventaja creo que es una oportunidad de tener un abanico más amplio de respuestas, solo que nos cuesta aterrizar rápido.  Como tu dices, necesitamos mas apoyo entre nosotros...  Excelente reflexión

Comentario de Mujeres Construyendo el enero 26, 2015 a las 11:20pm
Saludos. ¡Todo un tema para iniciar este trayecto!
MC
Comentario de Martha Elisa Rosales Godínez el enero 26, 2015 a las 8:55pm

Angie, creo que esa enemistad de la que hablas aquí, y que lamentablemente es real, se vincula mucho con nuestra formación en casa por generaciones... Gracias a Dios tuve una madre sumisa, pero muy guerrera, un padre cerrado pero muy cariñoso y, te lo digo en forma personal (porque no puedo hablar por mis hermanos), aprendí de ambos a ser una mujer fuerte emocionalmente, madura a la fuerza, jajaja, responsable de mi persona y a buscar siempre mi propia felicidad; a lo cual desembocó en una mujer compartida, honesta, trabajadora, curiosa, sonriente, muy compañera, buena persona y excelente amiga... a excepción de lo que digan las personas que me conocen jajaja... pero deja que te diga que siempre he tratado de cambiar los cánones que dicta la sociedad, éso de que somos el sexo débil... creo que las que somos madres sabemos que no es así... que en muchas ocasiones por la edad te quedas sin trabajo y ellos siguen laborando.. pero tu tienes unas cualidades que ellos (y ya lo dudo actualmente) no tienen, somos más echadas para delante que ellos aunque la menstruación nos esté llevando a otros mundos... pero finalmente como mujeres somos maravillosas, y tenemos que creerlo... somos equipo y tenemos que practicarlo, romper ideologías, tenemos que hacerlo por sobrevivencia pero sobre todo por sentirte feliz, útil y libre en este mundo... me encantó tu carta y te mando muchos saludos, aquí estoy para apoyarte cuando sientas que la Virgen te llama y espero nunca defraudarte... el cafecito cuando quieras nos los podemos echar!!

Comentario de Laura Velazquez el enero 26, 2015 a las 1:27pm
Hola Angie.

Creo que tocaste un punto interesante en tu entrada: la enemistad entre mujeres, aunque no lo desarrollas como tal pero al leer el titulo fué lo primero que me vino a la mente.

Muchas veces las mujeres somos nuestras peores enemigas siendo que debería ser lo contrario. Deberíamos aprender de los hombres: ellos hacen fuerza común y no se fijan en si el otro es mas bonito o mejor, simplemente se unen y ya.

Tienes razón: debemos solidarizarnos y apoyarnos entre nosotras ya sólo por el hecho de ser mujeres y entender por todo lo que pasamos.

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio