¡Qué año!

Si hay algo que todavía no digiero bien a bien, es el hecho de que siguiendo con el mandato, extendimos un año más en este controvertido país.  Con sus contrastes y colores.  Con sus variaciones de clima, con la inclemencia que deja a millones de seres en el sur de la isla al borde de la hambruna.  No por otra cosa, sino porque cuando no llueve, hay huracanes y cuando estos desaparecen la sequía azota los arrozales que no permiten que el bendito alimento se pueda cosechar.  La gente se muere de hambre, la ayuda internacional no es suficiente, la desigualdad no existe, todos son pobres, nadie tiene agua potable o energía eléctrica.  Los que sí gozan de esos privilegios son o expatriados o familias francesas que están aquí desde la época de la colonia.  Los niños abundan en las calles, son como sombras que buscan ante el amparo de los automovilistas, unas monedas para comer, para sobrevivir.  Es devastador el escenario. 

Después de 4 años sí han habido cambios.  De ser el décimo país más pobre del mundo, ahora ocupa el septimo lugar.http://www.afrique7.com/wp-content/uploads/2014/11/pauv-madagascar.jpg

Cuando llegamos la excusa es que habían pasado 5 años de transición después de un golpe de estado.  Luego vino la elección democrática y con esto la esperanza.  No hay caso.  No hay tema, no veo esperanza. 

Me iré de aquí peor de como llegué.  Sin haber visto los grandes cambios que se requieren para sacar a una sociedad desolada y desangelada del desconsuelo

Vistas: 81

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio