¿A quién le importan México, UNESCO y la cultura?

El mes de enero dió inicio con un debate público en torno a la presencia de México en la UNESCO. El gobierno mexicano decidió, por razones presupuestales, desaparecer la figura del Embajador, quien en este momento es Homero Aridjis, dejar la oficina funcionando y delegar las funciones de representación de México en dicho organismo al Embajador de México en Francia.
El tema podría parecer lógico desde una óptica meramente administrativa. El análisis del contexto, sin embargo, lleva a replantearse la cuestión desde diversas ópticas.
1. México en la UNESCO
La presencia y papel de México en el organismo internacional ha sido clave desde su fundación. Diez hechos bastan para darse una idea:
1o. México es uno de los 20 Estados fundadores de la UNESCO, cuya constitución entró en vigor en 1946.
2o. Jaime Torres Bodet fue el segundo Director de la UNESCO, de 1948 a 1952.
3o. En 1982 se suscribió la Declaración de México sobre Políticas Culturales, documento fundador de la visión sobre cultura y desarrollo.
4o. En los tiempos recientes ha destacado la participación de la mexicana Dra. Lourdes Arizpe, quién fuera Subdirectora General para la Cultura, UNESCO, de 1994 a 1998, teniendo a su cargo la coordinación de los documentos “Nuestra Diversidad Creativa” y el primer informe mundial de cultura.
5o. En el 2004, México fue uno de los promotores de la Convención para la Protección y Promoción de la Diversidad de los Contenidos Culturales.
6o. México cuenta con 25 sitios declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad.
7o. México cuenta con 4 sitios declarados Patrimonio Natural de la Humanidad.
8o. México cuenta con 39 sitios inscritos en la Lista Tentativa de Patrimonio Cultural o Natural de la Humanidad.
9o. México cuenta con 30 sitios declarados Reserva de la Biósfera, reconocidas por la UNESCO.
10o. El Programa Nacional de Cultura 2007-2012, en su página 18, menciona:“el Programa incluye, en la sección de Anexos, documentos fundamentales cuyos principios suscribe la política cultural del Gobierno de la República y que constituyen el referente básico de su acción en materia cultural proyectada para los próximos años. Dichos documentos son:
  • a) La Declaración de México sobre las Políticas Culturales (1982)
  • b) La Declaración de la Conferencia Intergubernamental sobre Políticas Culturales para el Desarrollo (1998)
  • c) La Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial UNESCO (2003)
  • d) La Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (UNESCO, 2005).
2. La visión sobre la cultura
En un mundo cambiante, la política cultural de un país se vuelve un factor de cohesión social. Lo que decida hacerse con ella adentro y fuera del mismo es una muestra de lo que se piensa hacer en la materia y de la visión de largo plazo que este rubro representa en las políticas públicas del gobierno en cuestión.
México, nacionalismo aparte, es un país con una inigualable riqueza cultural y natural. Podríamos decir que una embajadora permanente e indiscutible de nuestro país en el mundo es y ha sido, nuestra cultura. No pretendo en este punto entrar al debate sobre la definición de la cultura y sus usos por el partido gobernante en turno, que evidentemente han impactado las decisiones al respecto. Simplemente deseo destacar puntos que es necesario poner sobre la mesa de debate.
México ha sido uno de los países que a lo largo de los años ha pagado sus cuotas en los organismos del sistema de la ONU y ha tenido un presencia importante en los foros multilaterales. La decisión de convertir los asuntos relacionados con la cultura en un tema más de la agenda de asuntos que una embajada debe ser una cuestión analizada, discutida y comentada por los actores de la sociedad que construyen a diario lo que llamamos cultura en este país. No puede ser que una decisión de esta magnitud sea tomada en la Oficialía Mayor de la cancillería o simplemente asumida por mandato presidencial.
Diferentes áreas del aparato de gobierno se han visto afectadas por la crisis financiera y han habido recortes, eso es un hecho. Sin embargo, los recortes no han sido congruentes ni parejos. ¿Cuánto se ahorra eliminando el sueldo del Embajador y manteniendo la oficina de representación en el organismo? De acuerdo con el Periódico Reforma, se prevé un ahorro superior a los 206 mil dólares mensuales. Por otro lado, el periódico Milenio informa que mientras esto sucede, el presupuesto de la Embajada de nuestro país en el Vaticano, asciende.
El Embajador de México en Francia, Carlos de Icaza González, es una de las personas más destacadas y valiosas con que cuenta el Servicio Exterior mexicano. Indudablemente, podría hacer un trabajo respetable y digno a cargo de la representación. Ese no es el tema. ¿Qué sucederá cuando él sea asignado a otro puesto? ¿La presencia de México en UNESCO debe estar a expensas del nombramiento en la Embajada? ¿Por qué la cultura y la diversidad natural de un país deben ser considerados temas administrativos en una Embajada?
Lo que no ha disminuido son los recursos asignados a la lucha contra el narcotráfico. Esa guerra sigue vigente y presente. Una guerra, sin embargo, es una situación coyuntural y debe ser un recurso más para llegar a un acuerdo político, no una situación permanente. Si la guerra es coyuntural y la cultura permanente, ¿por qué se hace un recorte en un área que permanecerá y se mantiene intacta la caldera de los recursos hacia una cuestión coyuntural? ¿Será que lo que se visualiza en los centros de toma de decisiones en este país es que la guerra contra el crimen organizado tiene que asimilarse como una cuestión permanente y que debemos acostumbrarnos a esa variable de nuestra realidad como si fuese un factor que llegó para quedarse en nuestra cultura?
3. Expresiones sobre el tema
Confieso que estoy francamente sorprendida por el poco ruido que el hecho ha generado en los medios de comunicación y entre los representantes de la cultura mexicana. Han habido claras excepciones: Lourdes Arizpe, Carlos Villaseñor, Miguel Angel Porrúa, entre otros, sin embargo, el tema parece no ser de mayor interés para grupos y personas expertos en opinar como es la comunidad twittera mexicana, editorialistas y comentaristas. El hecho se ha manejado como una nota, y bastante mal armada por cierto, pues se ha dicho que México cerraría su representación ante UNESCO, lo cual, como hemos visto, es falso. Los hechos son otros.
En Twitter se ha creado un hashtag sobre el tema: #UNESCOimporta, y los participantes somos pocos. Los comentarios, claramente valiosos, se centran en las descalificaciones al gobierno "conservador", pero tampoco he escuchado a alguien de la "izquierda" manifestarse al respecto. Internet hoy en día forma parte de la cultura global y nacional y en la UNESCO es un tema relevante. Para muestra, el Acuerdo sobre Diversidad Lingüística en Internet firmado por el organismo e ICANN. ¿Por qué tanto silencio en la comentocracia twittera cuando la cuestión de #internetnecesario nos llevó a impactar la decisión en el Congreso mediante la cual se quería cobrar un impuesto al uso de internet en el país?
Han habido expresiones en diversos espacios sobre el tema: en la ALDF se manifestaron en contra, la Comisión Permanente del Congreso pidió al Ejecutivo federal que mantenga un embajador específico y autónomo en la oficina externa de México ante la UNESCO, y demandó a la Secretaría de Relaciones Exteriores un informe completo sobre su decisión de adjuntar esa representación a la embajada mexicana en Francia. (Nota aquí) En Puebla, uno de los estados de la república, se han manifestado al respecto en el Congreso.
4. Apuntes finales
El tema apenas empieza a dar de qué hablar. Quisiera que nuestra comentocracia, experta en debatir la coyuntura y en observarse el ombligo con detenimiento, tocara el tema, entrevistara a los actores relevantes y pusiera las aristas del tema sobre la mesa de discusión.
Esta cuestión involucra da diversas comunidades en el país: artistas, académicos, defensores de la biodiversidad y la naturaleza, políticos, twitteros, blogueros, ciudadanos, promotores culturales, en fin. No es un tema "sexy" mediáticamente como el balazo a Cabañas, pero es un tema cuyo desenlace definirá el rumbo que la política cultural tome en este país y que impactará la definición del concepto en los años por venir.
Es también una oportunidad para que el debate se lleve,auténticamente, a los estados de la república, y que el centralismo que caracteriza nuestra visión y toma de decisiones pase lentamente al rincón de los recuerdos. La tan mencionada riqueza cultural y la biodiversidad se encuentran en cada uno de los estados del país y son ellos los interesado también en hacer de este debate un asunto de importancia NACIONAL.
Como todo, no hay que mantenerse callados y hay que contribuir al debate fundamentado de los hechos, con ideas y propuestas. Mi proposición concreta es, que este debate se extienda al ciberespacio y que logremos con ello ampliar el debate, hacer uso de las redes sociales y de la extraordinaria oportunidad que esto representa para el diálogo y que traslademos el contenido y a las ideas que se expresen en planteamientos concretos para incidir en esta desafortunada decisión.

Vistas: 2373

Los comentarios están cerrados para esta entrada

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio