Ser mamá, por primera vez, para Bruno con amor

Estoy a días o tal vez horas de ser mamá por segunda vez, hace tres años escribí algo para mi primer hijo que hoy decido compartir, en la dulce espera de mi segundo retoño.

En general me gusta darme tiempo y escribir ideas, pensamientos, sucesos, reflexiones; sin embargo tiene dos años que no lo he hecho (en el 2017 dije eso).
Desde que supe que estaba embarazada me dedique a leer, conocer y prepárame para tu llegada. Cuando llegaste ocupabas mis días y mis noches en tus cuidados y atenciones, y cuando había algún momento era para dormir o para seguir admirando perdidamente enamorada, tu carita hermosa. Ahora que ya has crecido un poco mas y un año has cumplido no quiero dejar pasar mas tiempo para poner algunas palabras para expresar la inmensidad que experimenta mi corazón con esta experiencia diaria de ser tu mamá.
Para mi (y lo subrayo así, porque entiendo que cada experiencia de cada mamá con cada hijo es distinta y diversa):
Ser mamá, es descubrir la capacidad de tu cuerpo para darle vida a un ser humano como una expresión máxima del amor entre tus papis 
Ser mamá, es un redescubrimiento de tus capacidades, es la expansión de tu intuición combinada con la generación de nuevas y mejores habilidades, que despierta en ti una autoconfianza y fuerza increíble movida por el amor.
Ser mamá, es emerger una nueva versión de ti que concibe el mundo con nuevos ojos, una perspectiva nueva del cuidado, del cansancio, del sueño, del hambre, del trabajo; es una sacudida a tu mundo que te genera una visión distinta y entonces tus prioridades se aclaran y, aunque hay días difíciles y complejos, en el fondo las prioridades son mas que claras y fuertes.
Ser mamá, es llevar a máxima potencia tu capacidad como ser humano: a amar incondicionalmente, equilibrando tu ego, fortaleciendo tu capacidad para aprender, despertar la conciencia del impacto de todo tu ser y el ejemplo que uno da, equivocándote y auto motivándote a la vez, como un vaivén interminable.
Ser mamá me ha permitido dejar miedos atrás y dar oportunidad a entender que una familia también se construye con valentía y decisiones, pero sobre todo con alegría diaria, gozo de los detalles, amor en los esfuerzos e inversión de energía y tiempo necesario.
Ser mamá, es conocer, vivir y encarnar un nuevo rol como mujer que me hace entender diferente a mi ascendencia (abuelas y mamá cuanta razón han tenido), ser mas empática con el resto de las mamás y a diferenciar de aquellas mujeres que detrás de supuestas empatías hay miedos, juicios y represión. 
Ser mamá, me ha hecho sentir mas la urgencia de que mi país, mi México, sea menos violento hacia los roles que elegimos tener o no tener como mujeres, desde las políticas públicas, los programas, las sinfín de regulaciones y comunicaciones, desde nuestros núcleos familiares y de amistades, desde la opinión pública y los medios.
Ser mamá, le ha dado un nuevo sentido a mi rol como esposa y a mi matrimonio, le da una fuerza y un ímpetu, que al hacerlo consciente solo agradezco infinitamente a todo acontecimiento y todas las personas que fueron parte de mis procesos personales para derribar mis miedos y dar este salto cuántico de aceptar mi sueño en vida y lanzarme a perseguirlo.
Ser mamá, le ha dado un nuevo sentido a mi tiempo, pues creces rapidísimo y no me quiero perder nada de lo importante para ti, quiero estar lista para acompañarte en todas tus etapas, quiero ser una vieja sana para que aun cuando seas adulto pueda seguir aprendiendo de ti y contigo; y por tanto la inversión de mi tiempo tiene otros referentes totalmente distintos a los de hace unos años.
Ser mamá, ha sido sentir en carne propia las bendiciones que Dios nos da como familia, y a su vez encarar el reto de acercarte a Dios y que lo lleves en tu corazón, a pesar de que hoy vivimos en un contexto invasivo espiritualmente.
Ser mamá, es entender, valorar y honrar el valor y rol que mi esposo tiene en la familia.
Ser mamá es el mayor regalo de vida que he recibido.
Gracias Bruno por elegirme como mamá y por hacer que cada una de mis células ahora sean distintas, y por hacer que estas palabras sean solo una pizca de lo que he descubierto de esta nueva y mejor versión de mi misma. Te amo.

Vistas: 31

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Marina A San Martín Rebolloso

Lo que no se mide, no se puede mejorar

Marina Alicia San Martín Rebolloso2020-10-27Desde el siglo XIX, el físico y matemático británico…Ver más
ayer
Entrada de blog de Mónica Mendoza Madrigal

#3de3VsViolencia: no más poder a quienes nos vulneran

El mundo como lo hemos entendido hasta ahora se ha paralizado y ello implica un cambio de rumbo…Ver más
Martes
Cynthia Aguilar publicó un video

Habilidades sociales para #emprendedoras

Descubre las competencias que como emprendedora o profesionista debes dominar. Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales acá: https://linktr.ee/empoderat...
Martes
Carmen Simón Pinero comentó sobre la publicación en el blog Presentándote de Mujeres Construyendo
"Hola a todas, es un gustazo estar en esta comunidad. Soy escritora y tallerista literaria,…"
Martes

© 2020   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio