Tomar la decisión de salir de clóset no es fácil, y por eso no culpo a las personas que prefieren no hacerlo, pero tengo tres razones basadas en mi experiencia, que pueden animar a quienes dudan hacerlo:

1. Vivir en la mentira siempre es más amargo que aceptar la verdad. Se puede aparentar felicidad, tranquilidad y cualquier otro sentimiento pero es innegable que  hay algo que nos carcome por dentro; ese dolor insoportable se vuelve contra uno mismo, llena de ira, de impotencia y puede llegar a causar la tristeza más profunda.

2. Es la única manera de encontrar la felicidad verdadera. La felicidad es el fin de los humanos, todos queremos ser felices, y vivir en un engaño nos lo impide. Una vez abandonamos la estrechez del clóset nos permitimos ser libres y explorar las cosas que imprimen felicidad a nuestra existencia.

3. Amplía los círculos sociales y afianza las relaciones existentes. Es sencillo: los verdaderos amigos se quedan y llegan personas nuevas a nuestras vida.

Desde mi perspectiva salir del clóset es una de las mejores determinaciones que se pueden tomar en la vida, es permitirnos SER. Espero no cansarme nunca de alentar a la gente a tomar la decisión de salir del clóset.

Pueden leer mi experiencia completa en: Salir del clóset: mi experiencia personal 

@LuisaF_Maya

Vistas: 89

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

© 2020   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio