Los procesos de Coaching no distan mucho de los Psicoterapéuticos, incluso, como postula Wolk, el coaching es un proceso terapéutico, aunque éste no sea  su último fin.

No se trata de saber cuál es mejor 

que otra, porque no existe un punto comparativo. Lo que existe son objetivos diferentes, aunque ambas compartan metodologías con similitudes y un fin común: generar un cambio.

Ambas prácticas usan la conversación como un instrumento de poder. Sin embargo la diferencia radica en que la psicoterapia, aunque trabaje con El Aquí y el Ahora (principio Gestalt), regresa a los discursos pasados e históricos para reesignificarlos en el presente.  Una de las grandes diferencias es que el coaching considera al otro como un observador  que puede ir moviéndose de perspectiva en cualquier momento que él lo decida, y no está condicionado por concientizar o solucionar el pasado.

El coaching ofrece certeza en resultados, supeditados a discursos que el mismo cliente (coachee) relata. Está condicionado al hacer porque sin hacer no hay ser. Por ello resulta un cambio transcendental, pues mientras la psicoterapia es más respetuosa del tiempo y del proceso de la persona (hasta que ella vaya logrando concientizar, irá generando cambios), el coaching, bajo el mismo escenario de respeto, reta, potencializa y esclarece el territorio para que logre  que se mueva de observador y actúe.

Por ello el coaching abre inicialmente un contrato, que bajo cierta óptica le ofrece mayor   precisión al proceso. La psicoterapia no puede establecer fechas, no hay tiempos precisos, esos los delimita el cliente.

Reduzco la gran diferencia citando a Leonardo Wolk: Podríamos pensar el coaching como una aproximación a lo sintomático, mientras que la psicoterapia aborda conflictos, intentando observar más allá de los síntomas”.

Para saber cuál es el proceso que buscas, vale la pena analizar y cuestionarte los siguientes puntos:

1. ¿Tu estado emocional te permite ver claramente el panorama?

2. ¿Tu situación es concreta o muy difusa?

3. ¿Buscas resultados tangibles o tu intención es mejorar de manera general?

4. ¿Estás claro en las áreas de tu vida que está afectando la situación?

5. ¿Has tomado algún proceso, ya sea psicoterapéutico o de coaching? ¿Qué concluiste?

6. ¿Consideras significativa tu historia personal pasada (incluso infancia), para solucionar tu presente y proyectar tu futuro?

Clau Jim

Diferenciación basada en Psicoterapia Gestalt

Fuente:

Wolk, Leonardo. El arte de soplar brasas. Ed. Gran Aldea Editores

Vistas: 121

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

© 2020   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio