Acción + Autocompasión para lograr transformación en tu vida y en tu negocio

Acción + Autocompasión para lograr transformación en tu vida y en tu negocio.

Si estás leyendo este artículo porque te llamó la atención el título, seguramente eres una mujer creativa; eres emprendedora o líder en alguna organización. Eres una mujer de retos, orientada al logro y a los resultados; orientada a la acción.

Tu foco y tus ganas garantizan muchas posibilidades de éxito en lo que te has propuesto.

Sin embargo, siempre hay un precio que pagar. No me refiero al tiempo y al dinero que requieres para prepararte y darte a conocer ante tus clientes, sino a la presión mental, emocional y/o física a la que puedes someterte en el camino al éxito.

Si tiendes a sobre exigirte o a ser crítica contigo misma, y además crees que esa es la única manera de mantenerte enfocada y en tu propósito; te cuento que yo también pensé que esa era la única vía.

Hace dos años y medio me dedico exclusivamente a trabajar con mujeres como tú. En esa experiencia de acompañamiento (y observando mi propio proceso personal) me percaté de que ese grado de autoexigencia nos hace mucho daño.

Ante este “descubrimiento” y buscando herramientas para mí, comencé a estudiar sobre Autocompasión. Todo cobró un nuevo sentido y ahora forma parte importante y distintiva de mis servicios y de mi manera de relacionarme conmigo misma.


¿Temes ser o mostrarte compasiva contigo misma por temor a fallar, a ser percibida como "débil" o a ser rechazada?

Le huimos a la posibilidad de tratarnos con amabilidad y compasión por temas culturales; existen mitos y conceptos errados alrededor de esa idea.

A continuación, te comparto los más frecuentes:

  • La autocompasión se confunde con lástima, victimización, debilidad, egocentrismo y egoísmo.
  • Está ligada “autoestima alta” o a cuidados de tipo estéticos.
  • Otro aspecto que nos aleja de la autocompasión son frases como: “Debo ser fuerte y dura para enfrentarme a la vida y para lograr mis objetivos”.

Lo que han demostrado los estudios recientes respecto de este tema es que cuando nos tratamos con compasión, desarrollamos la fortaleza y la valentía para ser resilientes ante los tropiezos que afrontamos.

En la medida en la que nos tratamos mejor a nosotras mismas podemos “dar” y “estar” mejor para otras personas que nos necesitan con nuestros dones, talentos y capacidades en su máximo esplendor.

Desde ese lugar de autocompasión podemos ser realmente cariñosas, solidarias y empáticas con otras personas.

De acuerdo con la Dra. Kristin Neff, psicóloga e investigadora de la Universidad de Texas y referente mundial en este tema, la autocompasión tiene tres elementos:

  1. Amabilidad: ser comprensiva, compasiva y paciente contigo misma cuando te sientes inadecuada, incompetente, inepta, poco atractiva, etc.
  2. Reconocer tu humanidad. Consiste en evitar aislarte cuando estás sufriendo, pensando que “sólo a ti te pueden pasar estas cosas”. Otras personas pasan por lo mismo; además, la imperfección y el dolor son parte de la experiencia humana. 
  3. Observar abiertamente tu experiencia sin identificarte con ella (mindfulness). Significa tomar una perspectiva balanceada hacia tus emociones, para no negar o reprimir el dolor, sino comprender que será pasajero y no identificarte completamente con él.

 

¿Para qué hacerlo pesado si puede ser más liviano?

La autocompasión no solo tiene un lado Ying: suave, femenino o que podría ser percibido como "débil"; también tiene su complemento, el lado Yang: "fuerte", valiente y masculino.


La autocompasión Ying implica:

  • Calmarte y consolarte a ti misma cuando estás viviendo un momento difícil.
  • Reconocer el dolor como una experiencia inevitable del ser humano.
  • Permitirte sentir el dolor y el sufrimiento.

    Cuando abordas el sufrimiento desde el lado Yin usas tu calma, tu ternuray tu bondad para transformarte y sanar.

    No se trata de sentir lástima, sino de tratarte con bondad.

El lado Yang, también conocido como "autocompasión feroz", implica:

  • Dar un paso adelante para protegerte.
  • Reconocer que otros también lo han podido hacer.
  • Atreverte a ver claramente lo que te está sucediendo, aunque te duela.

    Cuando abordas el dolor y el sufrimiento desde el lado Yan te haces responsable de procurar el bienestary la liviandad para tu vida; usando tu lado protectormotivador y proveedor.

    No se trata de "reclamar tus derechos", sino de hacerlos valer, en primer lugar, contigo misma.

Si quieres conocer tu nivel actual de autocompasión y aprender prácticas que te ayuden a fortalecer esta habilidad, entra este enlace, toma el test de la Dra. Neff y descarga mi guía práctica.

 

(ingresar acá el link). https://app.mailerlite.com/sites/view/2407159

 

Esther León

Vistas: 19

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Sonha Mar el julio 13, 2021 a las 10:30pm

Hola,

Me encantó tu blog. es interesante y mucho cierto een lo que explicas.

Soy nueva en este grupo de Mujeres Construyendo. y no tengo idea de como integrarme.

Quer tengas un excelente día.

Sohni.

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2021   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio