5 cosas que toda Silverpreneur debe saber hacer

¿No te fascina ser #silverpreneur? Una mujer que lleva las canas bien puestas, si es que ha decidido hacerlo, que se siente feliz con la edad que tiene y que normalmente rebasa los cincuenta (o los años cercanos a), que es valiente y que ha decidido empezar de nuevo en su vida (negocios, carrera, objetivos, pareja, etcétera) tiene mucho que aportar y también que aprender.

Aquí hay cinco cosas, por lo menos, que toda silverpreneur tiene que tener en el radar y hacer:

  1. Enamorarse de su edad. Esto es fundamental. Una cultura que odia la edad y nos dice "viejas" a las mujeres debería cuestionarse. Cada una de nosotras debería también, cuestionarse esa creencia limitante: ¿Somos viejas por la edad que tenemos o por la actitud que asumimos? ¿La edad es una maldición o simplemente una variable de nuestra vida que podemos vivir como decidamos hacerlo? Nuestra edad es reflejo de lo que hemos vivido, nada más. Cada año son 365 días de crecimiento, aprendizaje, compartir, dar, servir. Cada año es un año de sabiduría acumulada. Enamorarnos de nuestra edad con toda su experiencia y sabiduría es el primer paso para vivir plenamente.

2. Sentirte orgullosa de tu experiencia. Siempre pienso en el flamenco cuando reflexiono al respecto. Una niña o una mujer joven pueden tener la técnica del flamenco y bailarlo muy bien. Sin duda. Pero lo que hace a una gran bailarina serlo es la experiencia de vida y la pasión que haber vivido le da. Eso lo transmite en cada movimiento y va más allá de la técnica. La maestría es la suma de la experiencia, la técnica y los hábitos. Somos lo que hemos vivido y lo que hemos hecho con esa experiencia. Querida, tu experiencia es tu mayor activo. Compártelo, aprovéchalo, disfrútalo, optimizalo. Eres tu experiencia, que los días de tu vida no pasen en blanco.

3. Hacer Networking. Si, conectar con otras personas es algo que a muchas mujeres nos falta y hacemos a regañadientes o de plano, no hacemos. Esto no es otra cosa que conectar, tejer redes, sumar, aprender a "vendernos" y hacer visible lo que hacemos, aquello en lo que creemos y valoramos. Los hombres lo hacen muy bien y le dedican tiempo. Nosotras muchas veces decimos que estamos ocupadas para hacerlo. ¿Lo peor? Que estamos ocupadas estando ocupadas y no pensamos en la importancia de nuestro tiempo, de nuestros objetivos y metas y se nos olvida que juntas podemos llegar más lejos que solas. Solas, si, muchas veces llegamos más rápido, pero no hasta donde queremos. Hacer networking, o #heartworking -networking con corazón- es una manera de empoderarte, de dar a conocer lo que eres, haces y tu experiencia. Tejer redes nos fortalece. No lo olvides.

4. Aprender permanentemente. Esta es la esencia de una mujer emprendedora. Los años sólo nos enseñan lo mucho que nos falta por aprender y la increíble cantidad de cosas que nos quedan por descubrir. Si crees que ya lo sabes todo o que no tienes nada que aprender, lamento informarte que eres una muerta viviente. Todos los días hay cosas que pueden abrirnos la mente, enseñarnos, ampliarnos horizontes e impulsarnos a ser mejores, crecer y contribuir al mundo. Las personas que creen que ya lo saben todo, o peor aún, que piensan que "están muy viejas" para hacer algo nuevo, aprender y atreverse me dan pena infinita. ¡Qué manera de desperdiciar el tiempo y la vida! Hasta el último día que estemos en este planeta y dimensión tendremos cosas que aprender y aunque no lo creas, tendrás también cosas que enseñar, aportar y compartir.

5. Amarse profundamente. Si en algo han fallado las familias, la escuela, la sociedad y la cultura es en enseñarnos a amarnos. ¿Te amas? ¡Eres una narcisista! No, no me refiero al amor ególatra de esta naturaleza. Me refiero al amor sano que deberíamos profesarnos a nosotras mismas y al respeto que deberíamos tenernos por ser quienes somos, por estar vivas y por el recorrido que hemos andado. Cuando escuchas "ama al prójimo como a ti misma", ¿No te quedan enormes dudas? ¿Cómo podemos amar a alguien más si no lo hacemos con nosotras mismas? Nadie te va a querer más de lo que tu te puedes querer, NADIE. Aprende a amarte y autocuidarte. Nadie lo hará como tú y si te das cuenta y lo piensas con calma, muchas veces las personas nos tratan como nos tratamos a nosotras mismas: mal. Si te tratas como mereces no permitirás que nadie te trate de otra manera. Hace sentido ¿no?

¿Qué dices? ¿Estás haciendo esto como silverpreneur? ¿Qué añadirías?

Guarda este artículo para cuando necesites el recordatorio, compártelo con las mujeres que necesiten escucharlo y taguea a tus amigas. ¡Todas te lo agradecerán!

Claudia https://linktr.ee/claudiacalvin

#mentorademujereslíderes #coachingdetransición #silverpreneurs #emprendedoras #50yrockeando #mujeresqueinspiran #mujerestalentosas #mujerespoderosas #leadermindset #enterpreneurmindset #ClaudiaCalvinOnline #autumn #otoño #changes #embracechange #hackeatuagenda #AñoNuevoYoNuevo #selfcompassion #autocompasion #networking #networkingconcorazón

Publicado originalmente en Linkedin el 21 de abril del 2022

Vistas: 11

Los comentarios están cerrados para esta entrada

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

Miembros

Libros para inspirarse y desestresarte

Libros sobre mujeres y finanzas

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



© 2022   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio