Esta tarde no extraño nada, estoy contenta. El frío me ha obligado a taparme, a dejar mi cara libre y a sentir la vida que me envuelve. Si, lo extraño, no puedo negarlo, pero no me hace falta. Lo escribo y no puedo creerlo: ¡no me hace falta! Eso es una novedad. Tampoco quiero que me haga falta. No quiero necesitarlo, ni a él ni a nadie nunca más. Quiero vivir una relación en plenitud, con entrega, sin necesidad ni angustia. Quiero sentirme libre y dejar a mi pareja en libertad. Ya no quiero ataduras, cadenas ni ideas que limiten mis relaciones. Quiero vivir, como hoy. Quiero vivir el frío, sentir calor, sentir la lluvia. Quiero sentir sin expectativas, sin ataduras, sin fantasías. Quiero muchos días como hoy.

Vistas: 74

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio