Ha llegado ese momento, el de decir YA NO MÁS. Tengo 32 años, y he sido sobreprotegida desde que tengo uso de razón. Sé que soy mujer (razón por la que me pueden pasar todos los peligros del mundo, según ella), que soy la más chica, que no tengo experiencia, y cien mil cosas que he escuchado a lo largo de los años de esta terrible relación.

Todos los días he tenido que pasar por su aprobación en cuanto a mi ropa, a los colores que uso, a si me maquillo o si hoy quise estar en pijama. Yo siempre le di gusto en todo, en todo.

El hecho de este blog es una especie de escape. Ya no puedo continuar con esto, pues ha afectado mi relación con ella, con mi familia, con mis parejas, con mis amigos y en sí, con todos.

Ante los demás tenemos la relación perfecta. Siempre pegada a mi madre, siendo la hija ejemplo, la que todas las señoras quieren. Ella, siempre sonriente, platicadora y cariñosa, cuando en casa las cosas cambian y se vuelve hiriente, humilla, desvaloriza a mis hermanos, a mi padre y a mí.

Ella sufrió en su infancia, pues nunca tuvo el apoyo de sus padres, pero repitió el patrón a la inversa, su excesivo amor hacia mí es agobiante, y lo mismo padecen mis hermanos. El querer mantenerte en una burbuja para que nada te pase es molesto, pues no respeta mis propias decisiones. Es terrible que a mis 32 años tenga miedo de pedir permiso para Salir con amigos o con mi pareja (a quien critica cada uno de sus pasos); diario es una incertidumbre para saber si amaneció de buenas o de malas.

Lo curioso es que en casa, mi papá y hermanos hacemos lo que ella quiere, no somos gente con vicios, la tratamos bien, pero si la gente del exterior se porta mal con ella, se desquita con nosotros, pero ella es una “dama” con quienes en verdad la dañaron.

Ella es un vampirito emocional, o como diría mi profesor de Psicología de la Facultad, es tan molesta como la caca atorada. Ella no ve me independencia, no ve que necesito ser libre, aprender, caerme y que mi vida estaría completa si no necesitara complacerla para mantenerla tranquila.

Dicen que a la madre se le respeta, por haberte dado la vida, pero hasta qué punto ella debe respetarme a mí y a mis decisiones. He leído muchas entradas sobre madres tóxicas, pero ninguna me dice qué hacer para que ya no manipule mi vida.

Vistas: 708

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Fernanda Morales el octubre 29, 2015 a las 3:19pm

Gracias Renata, te lo agradezco. Sí, buscare ayuda pronto, y espero que mi mamá se anime a tomarla también. 

Comentario de Renata Rodriguez el octubre 28, 2015 a las 1:39pm

Es un tema delicado y no hay recetas. Yo te sugiero busques ayuda con algún psicoterapéuta de tu confianza. De entrada yo te diría que cambies la pregunta: no qué hacer para que ya no manipule tu vida sino que dejar de hacer para que ella tenga ese inmenso poder sobre ti.Te mando un abrazo grande, Fernanda!

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Post de Red Nacional de Refugios AC
Hace 29 minutos
Red Nacional de Refugios AC publicó un video

Nana Mendoza en nuestro primer concierto con causa

Durante todos los momentos que hemos compartido de nuestro primer concierto con causa “Voces por una vida libre de violencias para todas las mujeres”, hemos ...
Hace 21 horas
Deyanira Sánchez Raygoza publicó fotos
Hace 22 horas
Deyanira Sánchez Raygoza publicó un estado
"Espacio Konsciente, SER O NO SER MAMÁ, "laTercera Mujer" da click y acompañame en esta entrevista https://youtu.be/PaRfrnyg9VU"
Hace 22 horas

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio