Vamos a mirarnos primero al espejo, honestamente, con sinceridad. 
Somos lo que somos, y en la aceptación de lo que somos reside nuestra belleza. 

Si vivimos condicionadas por los estereotipos y pretendemos ser lo que no somos, nunca lograremos sentirnos bien en nuestra piel, y, si no te sientes bien en tu piel no puedes ser feliz. 
Con esto no quiere decir que el tener un look impecable sea sinónimo de estar bien, pues una también puede ser esclava de su propia imagen y no entender que la ropa no es lo que te define sino como la llevas, porque la llevas y cual es tu intención. 

Brillamos cuando sabemos donde está nuestro lugar, no cuando intentamos llegar a la posición que se supone espera la sociedad de nosotras. 
Y aunque esté la frase muy gastada ya…. Se tú misma!

Vistas: 189

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Olga Real Riera el febrero 15, 2015 a las 3:40pm

Que importante es la educación. Toda la razón. Miles de notas no tendríamos ni que escribir si desde pequeñas nos enseñasen a amarnos. 

Está claro, que la revolución será a través de la mujer o no será y, precisamente por eso hay que hacer especial hincapié en empoderar a nuestras hijas, pues son la futura salvación de este planeta. 

Gracias por tu aportación. Es reconfortante encontrar cada vez más una conciencia colectiva enfocada a amarnos a nosotras mismas y con ello a los demás 

Comentario de Angelica Macias. el febrero 15, 2015 a las 12:22pm

Olga debo decirte que efectivamente, la mercadotecnia que promueve estereotipos incide en las costumbres, hábitos y estilos de vida de los sujetos en general.

Sin embargo, para el caso de las niñas y adolescentes,  este influjo ha creado daños psicológicos y emocionales graves. Un ejemplo de la manera en que aprenden y después adoptan hábitos perniciosos, lo podemos podemos observar en las redes sociales en la web; donde impunemente se promueven ejercicios, dietas y productos milagro - en un intercambio de ignorancia masivo- , buscando como fin evocar prototipos que no corresponden en nada a la fisionomía de la mujer latina: Alta, rubia, esbelta y de ojos de color.

La comunicación constante con los menores por parte de sus tutores, maestros y padres de familia, no bastan; es necesario un fortalecimiento constante de autoestima, como bien los señalas en tu post.

Gracias por tu nota; además de interesante muy pertinente.

Saludos ¡

Seguimos construyendo ¡!

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio