Nerviosismo y conspiración Achu H1N1 por Leo Agusto

Mucho se ha hablado últimamente del actuar de la Organización Mundial de la Salud durante la alerta de pandemia por la influenza, primero conocida como porcina, luego como humana y finalmente como Influenza A H1N1. Se dice que la OMS exageró en las medidas que se tomaron para prevenir el avance del virus mortal. Se dice que los laboratorios farmacéuticos presionaron para impulsar las investigaciones médicas y crear una vacuna. Y es cierto, los laboratorios no son hermanitas de la caridad y siempre tienen interés en hacer negocio. Pero también es cierto que la OMS emite recomendaciones y los gobiernos de los distintos países determinan si las acatan o no. Ese fue el caso de México, Francia, Alemania, Estados Unidos. ¿Los laboratorios son capaces de someter a los gobiernos del mundo? Sinceramente, no es así.

La OMS tiene métodos y planes de acción que se aplicaron conforme al conocimiento de un nuevo virus. Que se tropicalizó, es decir, apareció en climas donde no se mantendría vivo después del medio día por el agradable clima. Y efectivamente se creía que durante el invierno el virus sería más peligroso que Godzilla. Afortunadamente no llegó el apocalipsis. Lo que nos lleva a pensar que funcionaron las medidas de prevención.


Cuando surge una epidemia los humanos se ponen muy nerviosos. Menos los mexicanos porque ellos hacen chistes de casi cualquier cosa. Chistes que no vamos a contar aquí, pueden consultar al Google, que le llaman.


También se esparcen como virus los amantes de las teorías de la conspiración que de pronto se convierten en expertos en salud pública para descalificar a los gobiernos y sembrar dudas con nulos argumentos.


Fue sorprendente ver súbitamente a la gente con unos extraños cubre bocas de color azul en una época del año tan bonita como lo es la primavera, la gente tuvo que actuar de manera fría. No se saludaban ni de mano ni de beso, como es la extraña costumbre en occidente.


El Invierno llegó y el virus ya esta domado, relativamente controlado. Por lo que viene a cuento una comparación para explicar lo que ocurrió con esta pandemia.


Era una tarde de verano y el cielo estaba lleno de nubes cargadas de tormenta, salimos a caminar con nuestros paraguas, impermeables y botas para brincar entre los charcos. Comenzó a llover, cayeron unas grandes gotas de agua. Pero la lluvia no duró mucho tiempo y nos sobre protegimos. Pero al final nuestros velludos cuerpos permanecieron secos. Pero nunca le reclamamos al servicio del clima las previsiones de tormenta y mucho menos porque nosotros vimos con nuestros propios ojos la amenaza del chubasco.


El balance de la experiencia con los brotes de la influenza humana en México son positivos porque sirvió para que se pensara en implementar laboratorios capaces de producir la vacuna y se observaron las deficiencias en la infraestructura de hospitales públicos y lo más importante, se generó conciencia entre las personas para tomar medidas de prevención.


Mientras tanto, los humanos seguimos estudiando el comportamiento del virus A H1N1 porque no tiene palabra de honor y sigue libre por el mundo.
_____________________
La dirección de Leo en Twitter es @LeoAgusto.

Vistas: 71

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Las 2 entradas de blog de Cynthia Aguilar se mostraron en una publicación
ayer
La entrada de blog de GABRIELA OLIVERA FLORES se mostró en una publicación

Mes del Amor y Yo con mi desorden....

Mes del Amor y YO con mi desordenExiste una parte de nosotros que escondemos, y que en realidad…Ver más
ayer
Las 2 entradas de blog de Mujeres Construyendo se mostraron en una publicación
ayer

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio