Sabéis que las lobas heridas nunca pierden el olfato?

Porqué nosotras si?

Porqué la Naturaleza establece un dispositivo de alerta y de ayuda en los animales para que cuando algo les hace daño o les molesta lo puedan evitar o sepan defenderse y nosotras somos capaces hasta de convivir con el enemigo?

Donde está esa fuerza salvaje de la que todas disponemos pero que no usamos por demasiadas razones acumuladas a lo largo de la historia?

Porqué no aprendemos de las lobas y entendemos que, cuando alguien nos daña, debemos agudizar los sentidos para que no lo vuelva a hacer y no justificar o perdonar una acción que no tiene perdón?

El perdón es una acción tan bonita como dañina. 

Existen demasiadas cosas por las que no puedes perdonar al otro hasta que no te has recuperado del dolor. 
Y punto.
Las lobas no se fían de quienes las han herido, y yo como me rijo por las leyes de la naturaleza más que por las de las religiones:

"Que perdonen los iluminados, que las víctimas de según que acciones tienen que curarse antes".

Vistas: 125

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio