La Parka, documental mexicano nominado al Oscar 2015

CaptureLaParka

 

Desde que leí la entrevista con Gabriel Serra, cineasta nicaragüense, sobre su documental mexicano La Parka nominada al Oscar 2015, quise verlo. Seguí su página en facebook y envié un mensaje preguntando como podía verlo en internet. Dos días después me enviaron un enlace del portal de videos Vimeo. Ofrecen alquilarlo por 48 horas a 4.99 $, o comprarlo descargándolo en la computadora por 9.99 $. Entonces lo alquilé. Lo miré dos veces. Se trata de la vida de Efraín Jiménez apodado La Parka. Trabajador desde hace 25 años en el matadero “El Rastro”. Mata alrededor de 500 animales diarios, durante 6 días a la semana.

En La Parka, la ausencia de narrador nos lleva a interpretar de forma personal cada escena. ¿Qué nos provocan las imágenes de un matadero? ¿Qué nos inspira la vida de La Parka? Tampoco hay música de fondo. La que muchas veces nos condiciona emocionalmente o nos sugiere eventuales desenlaces. Aquí la sumersión sonora en el universo del matadero es total. Los movimientos metálicos de la maquinaria, fríos, repetitivos. El abrir y cerrar de los portones deslizantes. El zumbido de los insectos, la lluvia torrencial.

El matadero se presenta sombrío, perjudicial, insalubre. Sentí rechazo al ver las moscas merodeando en las ventanas y a los alrededores. Las vestimentas de trabajo manchadas de sebo. Sin gorros de labor al despellejar las bestias. Escobazos, chorros de agua. El matadero desolado y fornido de cadenas y objetos cortopunzantes. Canaletes de grasa y sangre. Los animales están en primer orden, pudiendo deducir el nerviosismo de la manada, la angustia de sus miradas, y la resistencia de sus cuerpos que pretenden escapar de la muerte.

La única voz que escuchamos es la de Efraín. Nos cuenta que es un trabajo que se le presentó como oportunidad de ingreso diario para sustentar a su familia. Se acostumbró a matar y asimila la chamba a un asesinato. Su vida familiar se mostró haciéndonos testigos de una cena. Todos alrededor de la mesa. La sencillez de su casa y sobretodo la ausencia de su mirada destacan. Efraín no cambia la expresión de su rostro. Mantiene la misma congoja en el matadero y en su hogar. Excepcionalmente sonríe cuando juega fútbol con sus hijos.

No sé si la Parka defiende alguna causa; pero sería un buen fundamento para la causa vegetariana que proclama no comer carne porque también se ingeren las toxinas del sufrimiento animal. El testimonio de Efraín lo dice todo: No hay diferencia entre la muerte de un ser humano y la muerte de un animal. Muerte es una sola. Se acaba el mundo para todos.

Este documental refleja la realidad diaria, que existe discreta, como necesaria labor de subsistencia para unxs y de consumo para otrxs.  Se le hubiese sacado más provecho a la maestría de la filmación captando ciertos resurgimientos. No hacerlo tan horizontal. Si después de ver La Parka quieren comer un Churrasco jalapeño, un Bistec encebollado o un Lomo de costilla en salsa barbacue pues… a echarle ganas. No me apunto y buen provecho.

http://youtu.be/UYjOb1ohC7E

http://youtu.be/UYjOb1ohC7E

Vistas: 189

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Margarita Nava
Hace 10 horas
Margarita Nava publicó una foto
Hace 10 horas
Margarita Nava publicó una foto
Hace 10 horas
La entrada de blog de Yamil Aguilar se mostró en una publicación

Escribe, déjalo en papel.

“La práctica de la escritura me exige que sólo lo haga realmente.”Cada día el convencimiento me…Ver más
ayer

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio