No recuerdo cuando fue la primera vez que escuche que con el tiempo las verdaderas amigas desaparecen.

Seguramente, mientras era pequeña no prestaba mucha atención a ello. Y casi hasta podría asegurar que pensaba que no necesitaría más que las amigas que ya tenía. Amigas con las que por cierto ya había jurado ser “amiga por siempre”

Si embargo, durante los últimos 5 años, aquel mensaje pesimista sobre la posibilidad de tener amigos ha ido creciendo exageradamente.

Todos dicen que con el paso de los años los amigos se van perdiendo. Y además insisten en que es casi imposible hacer nuevas amistades “verdaderas”.

Pero yo creo que están equivocados. Al menos quiero insistir y demostrar que están equivocados.

Y es que me parece que el motivo por el cual es tan difícil hacer amigos en la adultez, no es porque las buenas personas dejan de existir. Sino más bien que los adultos somos demasiado cómodos.

Con el tiempo perdemos el entusiasmo por hacer nuevas amistades y por SER buenos amigos. Y a cambio incorporamos en nuestro vocabulario, frecuentes quejas, chismes y críticas hacia los otros.

 

Insistimos en mantener las amigas de toda la vida

Es curioso, pero a pesar de que cada persona evoluciona en diferentes direcciones, por algún motivo desconocido, deseamos mantener las mismas y únicas amigas.

¡Y por favor no me mal entiendas!

Es muy válido mantener las amigas de toda la vida, pero éstas no tienen por qué ser las únicas.

Si insistimos en mantener aquellas amigas de toda la vida es porque con ellas tenemos más historias que compartir. Las experiencias son las que unen a las personas y mientras más tiempo hayamos compartido, más anécdotas tendremos para recordar.

Y sí, nada se comparará con aquellas amigas de la infancia o con aquellas amigas con las que compartiste tus grandes aventuras, pero tu vida social no puede ser sólo un baúl de recuerdos.

Además, piensa en esto que yo siempre digo:

Si conocieras el día de hoy a aquellas “amigas de toda la vida”, ¿te harías en realidad amiga de ellas?

Mi intención con esta reflexión es que pienses en que hay un inmenso espectro de personas maravillosas ahí afuera que podrían ser igual o mejores amigas que aquellas a las que estás unida por recuerdos.

Mantener las amigas de toda la vida está bien, es útil y necesario. Pero lo es, siempre y cuando aquellas amigas representen también tu vida presente.

Para eso te invito a hacer un compromiso contigo misma para alimentar tu vida presente de buenas amistadas.

            Lee más sobre el compromiso para la amistad AQUÍ.

Con este compromiso te asegurarás de alimentar tu vida social y no dejar que con los años se pierdan las verdaderas amistades.

Nos negamos la oportunidad de hacer nuevas amistades

Como lo decía al inicio, con los años no desaparecen las verdaderas amistades, sino que nos volvemos cómodas.

Todos dicen que con los años es más difícil tener amigos. Y ya sabes cómo es. Si todos dicen que con los años se vuelve imposible encontrar buenos amigos, debe ser porque es así...

Entonces ni siquiera lo intentamos.

Sin embargo yo no creo que sea más difícil hacer amigos, creo que el problema es otro.

Con los años somos menos tolerantes, tenemos menos tiempo y somos menos entusiastas con la vida social.

¡Eso es lo que hace que disminuyan nuestro número de amigas y no la supuesta extinción de las buenas personas!

Que somos cómodos y preferimos culpar a la falta de tiempo, al trabajo o a los hijos nuestra propia incapacidad de relacionarnos.

Las oportunidades están ahí, existen cientos de personas valiosas en este mundo.

¡Pero mucha atención!

Esas grandes personas son, al igual que tú o yo, personas con debilidades, con malos momentos y con problemas.

No existen las personas “perfectas”. Nadie tiene porqué ajustarse a lo que tu esperas ni tiene porqué exigirte un listado de requisitos para ser aceptada.

Todas estamos en este mundo para dar lo mejor de cada una de nosotras.

Así que si hoy te sientes inspirada por estas palabras, comprométete a regalarte la oportunidad de hacer una nueva amiga. Una amiga verdadera. Una con quién compartir tus historias pasadas y con quién generar nuevas anécdotas.

Inténtalo y desafiemos juntas aquella sentencia de que con el paso del tiempo nos quedaremos sin verdaderas amigas.

¿Qué es en realidad la amistad?

Según la RAE amistad es 

“Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona,
que nace y se fortalece con el trato”

¿Te das cuenta que en ningún momento dice que amistad es lo que otra persona te da de manera constante y exacta según lo que tú necesitas?

¡Exacto!

La amistad sale de ti hacia el resto de personas.

Entonces. Si hoy por hoy crees que es muy difícil encontrar buenas amigas, quizá se deba a un concepto erróneo de la verdadera amistad.

¿Eres de las que espera que una amiga cumpla con ciertos requisitos?

¿Eres de las que no perdona nada?

O quizá, ¿Eres de las que no quiere compartir nada de su vida privada con otros por desconfianza?

Si es así te invito a abrir tu mente y tu concepto de verdadera amistad.

Una amiga no es perfecta, no está siempre disponible para ti, no adivina tus pensamientos ni está siempre pendiente de ti.

Una amiga no es la que piensa igual que tú, la que hace las mismas cosas que tú ni la que sueña en un futuro igual que el tuyo.

Tu amiga ideal no es perfecta y no es la imitación de ti.

Las amigas son las personas con las que compartes tu día a día y conocen algunas de tus cosas privadas. Aquellas que han escuchado alguna de tus historias, alguno de tus problemas y que conocen las cosas que te preocupan.

Pero ellas no te buscan insistentemente para solucionarte tu vida, tan solo te escuchan cuando tú les buscas.

Recuerda que las amigas no son adivinas. Ellas tienen que saber que tú las necesitas, tienen que saber qué es lo que te ocurre, para que las necesitas y que es lo que esperas de ellas. Es decir, tus amigas podrán ser amigas solo si tú les permites.

Así que de ahora en adelante, cada vez que escuches que cada día tendrás menos posibilidades de hacer amigas, o que cada existen menos verdaderas amigas, te pido que reflexiones y que demuestres que esa es la mentira más grande sobre la amistad.

Espero que hoy hagas el compromiso para mejorar las relaciones con tus amigas y que te regales la oportunidad de conocer y ser una nueva mejor amiga.

 

Hasta pronto

Marie

MarielaSanchez-HistoriasParaMujeres

Mariela Sánchez, Coach especializada en mujeres, autora del libro "Siguiente Capítulo", escritora y creadora de la página Historias para Mujeres, página a través de la cuál ayuda a mujeres a descubrir y usar su fuerza interior.

Columnista de Mujeres Construyendo desde Abril 2017

Vistas: 424

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Mujeres Construyendo publicó un video

Genaro Lozano entrevista a Claudia Calvin

En Foro Global, Genaro Lozano platica con Claudia Calvin, analista de temas de género y doctora en Ciencias Sociales por FLACSO. Suscríbete aquí: http://bit....
Hace 5 horas
Liliana Mendiola Yepez ahora es miembro de Mujeres Construyendo
Hace 15 horas
La entrada de blog de Claudia Calvin Venero se mostró en una publicación
Lunes

© 2018   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio