Les comparto mi articulo en el diario la Razón. 

https://www.razon.com.mx/opinion/la-islamofobia/

La profesión de fe, el viejo odio de la humanidad, que de nueva cuenta toma víctimas por practicar una religión cargada de estigmas y prejuicios.

El atentado terrorista de hace unos días dejó por lo menos 49 personas muertas en dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch. La primera ministra, Jacinda Ardern Loja, lo catalogó como uno de los “días más oscuros”, al denunciarlo como una violencia “sin precedentes”.

Podríamos hablar del perfil y los “motivos” del terrorista, pero decidí hablar sobre las víctimas, hombres, mujeres y niños acribillados por sus creencias religiosas.

Islam significa la entrega a la voluntad de Allah y la obediencia a sus mandamientos. Allah es la palabra árabe que las y los musulmanes usan para Dios.  Quien hace esta práctica se llama musulmán.

El Islam tiene 5 pilares 1) la Shahadah o profesión de fe: “no hay Dios sino Allah, y Mahoma es su profeta” 2) Salat: la oración cinco veces al día en dirección a la Meca, 3) Sakat: la ofrenda a los pobres (2.5% de los ingresos), 4) Sawm: el ayuno durante el noveno mes lunar de Ramadán, y 5) Hajj: peregrinaje a la Meca una vez en la vida.

Hay tres corrientes principales del Islam: 1) los sunitas: constituyen el 90% de los musulmanes en el mundo, 2) los Shiitas, que reclaman sucesión familiar de liderazgo a través de la hija de Mahoma, Fátima, y 3) los Sufís: místicos del Islam, enfatizan la comunión con Allah.

Es una religión que actualmente constituye 23% de la población mundial, con más de mil 600 millones de adeptos expandidos en todo el mundo, y con más de 50 países en los que la práctica del Islam es absoluta.

Quizá el Islam es una de las religiones más cuestionadas por quienes no la practican; como es el tema deluso del velo en las mujeres. a las que se les ha catalogado de sumisas y sometidas. Sin embargo, escucharlas hace cambiar la mirada; tuve la oportunidad de estar en el 1er Congreso de Mujeres Musulmanas de América Latina en la CDMX y entender y respetar que la religiosidad es importante y, bueno, en un sistema patriarcal como en el que vivimos no sólo ellas son sometidas, sino que muchas sin ser musulmanas lo viven.

Por otro lado, están los varones musulmanes que, por su simple imagen, son discriminados y catalogados como terroristas y sobre ellos cae una cantidad de prejuicios, ejemplo de ello son las constantes detenciones arbitrarias en aeropuertos.

Ser una persona musulmana no es bueno ni malo; o qué, ¿les vamos a pedir a las religiosas católicas que no usen velo?;  los judíos ortodoxos que no usen barba? La libertad de credo es un derecho humano y respetarlo es fundamental, porque es parte de la construcción de la personalidad de cada persona. Para las y los mexicanos el tema religioso tiene un límite bien claro: el Estado laico, pero no en todos los países es igual.

Acribillar a personas musulmanas es un hecho inaceptable. Ninguna persona merece ser asesinada y los países occidentales de origen cristiano deben respetar y proteger a las minorías religiosas.

Por cierto: gracias a Ignacio Cuevas por la información del Islam.

Vistas: 25

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio