Iniciemos esta discusiòn con una cita de Gayle Rubin. Es lo mismo hablar de mujer que de feminidad?, Toda mujer debe ser lo que socialmente llamamos "femenina"

"La creación de la feminidad en las mujeres en el curso de la socialización, es un acto de brutalidad psíquica, con el cual se prepara psicológicamente a un grupo, en tierna edad, para vivir con su opresión y para hacer que lo que antes era un desastre se convierta en un deseo" (Gayle Rubin)...

Inicio con esta cita que me pasó un querido amigo cuya hija de 2 años le empieza a poner loco.
La verdad es que interesada por temas como este en los que nos planteamos diatribas como las que nos ofrece por ejemplo Simonne de Beauvoir cuando dice Una no nace mujer... llega a serlo, ciertamente cabe la pregunta, ¿A que se refiere en verdad el colectivo cuando habla de feminidad? Se nace con eso? se construye? y si se construye cual es el producto?

La presente, es una invitación abierta para todas aquellas que quieran compartir cómo fue su proceso de hacerse mujeres desde niñas, educación, costumbres, avisos, permisos, vetos y otros.

Queda abierta la ronda....

Un abrazo sororal como dice mi amiga Olga (Paulín)

Ingrid G

Vistas: 522

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Claudia Calvin Venero el septiembre 14, 2009 a las 4:22pm
Me gusta el punto de partida: discutir, conversar, explorar "lo femenino" (vaya ironía, además, que sea un sustantivo masculino ¿no?)

Me gustaría sumar un punto a la reflexión: ¿es femenino sinónimo de mujer? Esto me hace pensar en cosas diversas y me surgen más preguntas aún: ¿es la mujer como ser social una construcción cultural o es lo femenino la construcción social de la mujer?

En casa, en la escuela, en la televisión, en las iglesias, en las casas de las amiguitas y amiguitos nos enseñaron e inculcaron las acciones y valores que van asociados a "las mujercitas": dulzura, delicadeza, ternura, silencios, prudencia, tranquilidad, espera, pasividad. Además, el deber de comportarse con "decoro", no saltar, no subirse a los árboles para no enseñar los calzoncitos, cruzar las piernas al sentarse, no decir malas palabras, no hablar en voz alta, no enojarse.

Si lo consideramos, son adjetivos y la privación de acciones lo que nos ha definido por mucho tiempo. Se debía ser mujer en todo aquello que era visible en sociedad, pero sobre la esencia, lo no visible, lo que nos define poco se dijo. Por supuesto, no podemos olvidar esa famosa frase: "son seres de cabellos largos e ideas cortas". El punto de partida era que nuestro cerebro era un 'algo abstracto" y esencialmente limitado.

Está, por supuesto, la historia de las mujeres previas al mundo de los seres humanos convertidos en habitantes sedentarios de regiones diversas. Previo a esa historia las mujeres, y el matriarcado, constituíamos otra realidad en la que nuestras decisiones y palabras eran seria y profundamente tomadas en cuenta.

¿En qué momento nos asumimos en observadoras de la historia y pensamos que lo que leíamos y el mundo que habitábamos no nos pertenecía? Entre las "verdades aprendidas" de manera lamentablemente lastimosa está el hecho de habernos convertido en seres alejados de nuestras propias palabras. Empezamos a definir el mundo a partir de las descripciones de un mundo con mirada masculina y en esa medida aceptamos de manera pasiva los roles, adjetivos y predicados que el resto del mundo nos impuso.

Así que , volviendo al punto de partida, yo diría que el concepto de mujer como ser social (no como ser biológico) y lo femenino son construcciones sociales. No en todos los momentos han sido sinónimo de sumisión y explotación; si lo han sido desde que se impuso la visión patriarcal de la sociedad. Lo femenino y lo masculino, desde mi muy particular óptica, no se contraponen, se complementan, y se refieren a acciones y actitudes que no necesariamente van asociados al sexo de una persona. Existen visiones femeninas y masculinas de las cosas que pueden encontrarse tanto en hombres como en mujeres. Bien dicen los psicólogos que nuestro yo está determinado por un componente masculino y otro femenino, y nuestra identidad está dada en gran medida por la reconciliación -o no- de ambos polos.

En fin. Que el tema da para mucho.
Comentario de Ingrid Gómez Celis el septiembre 11, 2009 a las 9:33am
Un inventario de nuevos roles, palabras, una ventana para empezar a romper los viejos y opresivos moldes y construir con otros modelos....
María empieza con: "diversión, audacia, valor, creatividad"
Sobrevivencia, entereza, optimismo, valor, sabiduría, sororidad, ovarios para afrontar, cabeza para planear y corazón para ejecutar.
Mis amigas del trabajo aportan esto: integralidad, ternura, compasión, sensibilidad, vacío fertil.

QUIÉN DA MAS?...
Comentario de María el septiembre 10, 2009 a las 9:06pm
Querida Ingrid,
¡Esta reflexión nos da para muchas horas de plática o para muchas hojas electrónicas!. Desde mi experiencia puedo compartir que el concepto de feminidad lo VAN construyendo alrededor de una, desde pequeñas, cuando dependiendo del conjunto de creencias de nuestros padres/madres y familiares, amigos, escuela, y demás autoridades, nos van insertando o copiando sus propios conceptos. Así, vamos incorporando de forma inconsciente, consciente y por imitación, ideas, modelos, conceptos, estereotipos, que de acuerdo al colectivo, ya se adoptaron y reconocieron como válidos, para identificar a cada género. Si no te vistes de rosita, no eres "femenina", si cometes la osadía de gustar de juegos rudos y "juntarte" más con varones, eres "marimacha". Y para los varones, también hay, si no les gusta el trago y el fut, se empiezan a ver "raritos". Y así vamos creciendo en base a estas ideas, que además, se van reforzando por los medios, que nos pintan el molde de ser mujer, de ser femenina, y a los hombres, de ser eso, "hombres". Y lo lamentable -yo creo- es que seguimos ese espejismo, y sobre esto, construimos las relaciones de pareja, y así vamos por la vida, pretendiendo ser lo que debemos ser, y cuando nos atrevemos a mostrarnos como realmente queremos, entonces vienen los estigmas, el rechazo, el temor, etc, etc, etc. Así que ya que se abrió este espacio, ¿qué te parece Ingrid si empezamos a proponer nuevas palabras para describir la "feminidad"?, empiezo por:
diversión, audacia, valor, creatividad , ¿quién más le anota a la lista?

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Red Nacional de Refugios AC

¡La diamantina se quita, el daño a las víctimas no!

Hoy protestamos desde nuestros hogares, trabajos, escuelas y en las calles por el …Ver más
ayer
Entrada de blog de Erica Medina Serdán

¿Es Tristeza, Depresión o Psicosis Posparto?

Si acabas de tener un bebé (o alguien cercano a ti), te sientes mal y no estás disfrutando de la…Ver más
Jueves
Post de Red Nacional de Refugios AC
Miércoles
Entrada de blog de EVA VARONA

LOS MEMES EN INTERNET ¿REFLEJO DE LO QUE SOMOS Y SEREMOS?

Por: Eva VaronaEl uso de las redes sociales se ha vuelto un acto reflejo de nuestra sociedad.Nadie…Ver más
Ago 11

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio