Cuando la decisión está tomada, es necesario comunicarle a los hijos sobre la mudanza aunque sus reacciones sean difíciles.

Las mudanzas son un gran cambio en la vida de los adultos. Los motivos pueden ser económicos, laborales o por gusto, pero aún así es un proceso estresante. Los hijos, también sienten ese estrés y además, tienen sus propios miedos y preocupaciones.

Muchas veces, los niños no participan de la decisión e incluso ven cómo se desarrolla todo a su alrededor sin tener en cuenta su perspectiva. Pueden manifestar angustia con cambios de comportamiento y berrinches, al perder la sensación de seguridad del hogar. Se vuelve aún más difícil si pensamos en los adolescentes, que tienen un gran apego con sus amigos. Ellos requieren una especial atención para que todos los cambios sean lo menos dolorosos posibles

Por eso, como padres hay que estar preparados para afrontar este tema con los hijos. Dejar amigos, lugares familiares y hábitos genera mucha ansiedad. Es habitual sentir que tienen que comenzar desde cero: nuevo barrio, nuevos amigos, nuevas rutinas. Acá van algunas recomendaciones:

  • Hablales sobre los planes de mudanza: que no los tome por sorpresa, cuando se piensa en la posibilidad, es bueno hablarlo en familia.
  • Pediles su opinión: quizás la decisión ya está tomada, pero los hará sentir escuchados y comprendidos.
  • Visiten el nuevo hogar: que conozcan el nuevo lugar es importante. Pueden tomarse el tiempo de investigar el nuevo barrio o ciudad al que irán.
  • Dale prioridad a su espacio: es importante que participen en la decoración de su habitación e intentá que mantengan sus rutinas. Para que la mudanza no se vuelva algo pesado, pensá en contratar un servicio de fletes en Rosario.

Por último, quizás el más importante, es mantener una actitud abierta y positiva con tus hijos. De esta manera, les transmitirás seguridad y calma para que puedan adaptarse al nuevo hogar.

Vistas: 66

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Renata Rodriguez el noviembre 22, 2018 a las 4:17pm

Andrea, ciertamente una mudanza con hijos, es labor inmensa. Si son adolescentes: titánica.

Hacerles sentir parte del proceso es fundamental. De otra manera la faena de desentilichamiento y empaque... no va a suceder o caerá en tus hombros.
Las mudanzas son una oportunidad invaluable de desechar, de guardar con respeto lo que se conserva y de llegar a llenar nuevos espacios (aplica a triques, recuerdos, caras, cariños y horizontes). Mucha miga detrás de tu texto.  Un beso

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio