Hace dos semanas se fue desapareciendo paulatinamente mi voz hasta apagarse por completo. Nunca en mi vida había experimentando tal sensación de frustración y desequilibrio. Acudí al médico y el diagnóstico fue algo que no me esperaba: laringitis. Suena muy obvio hasta aquí, pero en ese momento me imaginé mi vida sin habla, sin identidad musical, sin esa forma tan básica y única que nos difiere de otros seres vivos y sintientes. Yo sabía que esto era sólo pasajero y que con cuidados y reposo sanaría y entonces me di a la tarea de reflexionar porqué estaba pasando por esto. 

Algunas de mis amigas se dedican a la salud holística y me sugirieron explorar si había algo que no había expresado anteriormente y que me pudiese provocar ese silencio repentino. Definitivamente sí llevaba una racha de acumular una suma de silencios referentes a mi trabajo, mi familia, mis relaciones. También reflexioné que estaba comenzando un nuevo emprendimiento y estaba atravesando una transición evolutiva de mi empresa a esta nueva etapa y que me la había pasado semanas planeando y contagiando mi idea a todas las personas que quiero que colaboren con este nuevo sueño. Entrevistas, talleres, clases, pláticas con colaboradores, medios, clientes, familia y amigos, pffff! Cada día un decibel menos de voz. Pero lo más maravilloso es que estaba empezando con este taller que por fin me permitiría explayar mi verdadera voz sin ninguna edición ni límite de caracteres. Para cerrar con broche de oro, acababa de inaugurar mi sección en una nueva revista con un artículo que justo hablaba de "cómo encontrar tu propia voz en los negocios".

Pase semana y media sin hablar, pero comencé un diálogo conmigo misma. Sé que quiero compartir mi voz, pero también creo que ha llegado el momento de que esas nuevas palabras lleguen a más mujeres que como yo, necesitan voltear hacia adentro de vez en vez y reflexionar que no todas las palabras son merecidas, ni tampoco todos los silencios. 

Muchas gracias a todas ustedes que se han atrevido y han comenzado a tomar la batuta de su única e intransferible voz.

En cuanto el artículo que les cuento se publique, me fascinaría compartirlo con ustedes como mis madrinas de este nuevo sueño.

Mientras tanto, les comparto una invitación a una celebración que haré para todas nosotras, las mujeres fuertes y poderosas que somos el siguiente mes que estrene mi proyecto. Ojalá les gusté y quieran participar o darme sus comentarios y sugerencias: 

https://www.facebook.com/pages/Arque-Espacio-Colaborativo/428434530...

Gracias Mujeres Construyendo, gracias compañeras y amigas de esta evolución.

La eudaimonia es “nuestro sentido de propósito y dirección en la vida, nuestro involucramiento con algo más grande que nosotros” Steven Cole, profesor de Medicina UCLA, vía pijamasurf.com (http://bit.ly/1G6IrSD)

Ilustración: http://amabledesconocida.tumblr.com

Vistas: 327

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Veronica C. Madrigal el febrero 23, 2015 a las 7:29pm

Thaina, es un gusto poder leerte y reflexionar en detenimiento sobre más temas. El oro más preciado de las comunidades son las voces que te encuentras en el camino y como uniéndolas, esos ecos van alcanzando más y más ... Que asi sigan las mujeres fieles a su naturaleza de creación.

Comentario de Ana Mansilla el febrero 23, 2015 a las 5:35pm
Me encanta leerte y aunque te he seguido desde el comienzo del taller, no se porque mi tableta se niega a poner los comentarios. Trabajo el 90% del tiempo desde aparatos móviles.
Gracias por compartir tu voz
Nos seguiremos leyendo
Comentario de Karla de Lourdes Márquez Sandova el febrero 23, 2015 a las 9:49am

hola:

ya revise tu pagina y me parece muy interesante..la voy a seguir. y espero que tu laringitis haya desaparecido...

fíjate que yo tuve una tos que aunque no me molestaba, tampoco me dejaba olvidarla desde hace como 2 meses. Llámame descuidada por no tratarmela, pero justamente hace 15 días, cai en un cuadro infeccioso el cual se me complico y por ende pues de la tos pase a algo mas grave. Como mencionas, y como he leído en algunos artículos, a veces nuestros problemas se reflejan en nuestra salud, y se que hay cosas en mí que debo sacar y no lo he hecho. Quizás por ello es la situación que presente, y sabes?...al leerte como que un balde de agua fría me acaba de caer y despertar...voy a poner atención a mi alrededor y a trabajar al respecto. Gracias por compartir...

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

© 2020   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio