..."No fue fácil reconstruirme ni arrancarle al pasado pedazos de recuerdos y palabras para recuperar la historia de mi vida, pero, debo confesarlo, fue un ejercicio saludable, porque en ese rescatar, tejer e hilvanar evocaciones, definí el perfil de mi persona, de mi identidad, me dí cuenta de los errores que no corregí a tiempo y de las historias que a diario escucho repetirse tan idénticas a la mía"...

Con esta reflexión tomada del trabajo de una talladora de letras del manual Secretos, leyendas y susurros, rituales para mujeres que se atreven a apropiarse de la escritura, surgió mi deseo profundo de continuar en esta re construcción de mi ser mujer en todas las áreas de mi vida.

Cuando cumplí cuarenta años, me dispuse a ser "una mujer diferente" y ahora que está por terminar este primer año de la nueva década en mi vida, me doy cuenta de que sigo pensando lo mismo, pues ahora comprendo, que este trabajo interno es de todos los días, de todo el tiempo.

Este fin de año sí que lo estoy encaminando a una nueva forma de vivir. Este año ha sido un tiempo de confrontación constante, con respecto a mi vida profesional, transité ¡por tres diferentes empleos!  Definitivamente, rompí récord. Recien he tomado la deicsión de cambiarme a otro a partir de enero próximo. Ahora sí, con la firme intención de echar raíces.

Este año terminé con una relación amorosa que todavía en enero, me hacía vibrar de emoción y ahora, a la distancia de ocho meses, me doy cuenta de que tuve dudas constantemente. Ahora sí estoy dispuesta a romper con el temor de encontrar a una nueva pareja, en donde... ¡pueda echar raíces!

Gratamente, veo que en donde he podido cerrar el círculo con gusto, es en la renovacíon de mi casa. Dejé un espacio sin muebles, mismo que disfruté por nueve meses, hasta que un día, finalmente, surgió la necesidad de empezar a ocuparlo. Con muebles nuevos, con un diseño diferente. Me deshice de todo aquello que no necesito en casa y de alguna manera, también, rerpesentando lo que ya no necesito en mi vida.

Con estos cambios que he tenido en este año, deseo que el próximo inice no solamente con un nuevo empleo y nuevos arreglos en casa, sino con nuevas formas de comunicarme, de compartir, de disfrutar. Es por esto que he regresado a este espacio que me invita justamente a compartir esta etapa de mi vida en que quiero montar los -puntos como dice la Kelly-, para que las puntadas que se tejan a partir del año que viene, sean para tejer prendas armoniosas que pueda compartir con otras mujeres que, probablemente, también estén en el mismo camino de "echar raíz".

Con el firme deseo de disfrutar este espacio y de materializar mi reconstrucción, dejo un cordial saludo a todas y todos sus integrantes, deseándoles un exitoso, amoroso y abundante 2012.

Vistas: 91

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio