Gracias a quien las merece. Llego a casa después de dos o tres semanas en friega loca y de pronto entiendo que debo recuperar mis placeres porque aunque vida es movimiento… tanto movimiento no es vid…

Gracias a quien las merece.

Llego a casa después de dos o tres semanas en friega loca y de pronto entiendo que debo recuperar mis placeres porque aunque vida es movimiento… tanto movimiento no es vida.

        Tengo taller, se va mi amiga (mucho más que alumna) y me quedo plena de palabras, de contenidos y sentidos que saben rico. Me clavo en mis viejos discos. Uy! Terminé escuchando el coro de los Peregrinos de Tannhäuser a las dos de la mañana… imaginen todo lo que pasó en cinco horas.

       De la Farandouris a María Ostiz, Oscar Chavez, Trova Cubana... Pum!: Verdi, Tannhäuser y de ahí pál real.

    Y no me queda más que agradecerles a mis padres.   Desde mis diez o doce años me enamoraron de la música, de la lectura, sin darme cuenta; de peroles, fiestas, sazón y cariño. Claro que heredé mañas… pero tengo tanto qué agradecerles; mucho más que la vida que me dieron... este pilón, no tiene precio.

    Tu qué heredas de tus padres?

 

 

Vistas: 89

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Maritza ahora es miembro de Mujeres Construyendo
Hace 8 horas
Post de Red Nacional de Refugios AC
Hace 18 horas
Red Nacional de Refugios AC publicó un video

Nana Mendoza en nuestro primer concierto con causa

Durante todos los momentos que hemos compartido de nuestro primer concierto con causa “Voces por una vida libre de violencias para todas las mujeres”, hemos ...
ayer
Deyanira Sánchez Raygoza publicó fotos
ayer

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio