Crear una empresa no es cosa sencilla, pero se puede lograr siguiendo pasos concretos. Hoy quiero platicarte de esa visión especial que debes empezar a trabajar si estás pensando en llevar a cabo un proyecto, un emprendimiento o convertir en un negocio tu pasión por algo. Comienzo por contarte, que, además de los conocimientos básicos o avanzados sobre tu profesión, el dominio de técnicas o recursos propios de la actividad que te gusta o interesa,  deberás ejercitarte y dominar ciertas actitudes fundamentales que serán tu punto de partida para entrar con pie firme en los negocios bien dirigidos. Estas actitudes a las que me refiero, tienen una secuencia lógica y te las presento en el orden de importancia que yo misma atribuyo, porque las he aplicado con éxito en mi actividad,  bastará  con que las declares –desde ahora- tus nuevas activadoras de ideas:

1.- Tienes que ser enfocada. Busca una idea concreta piensa ¿qué te gusta hacer? Emprender solo porque es un negocio que ya le funcionó a otro, no es lo mejor, debes partir de una idea, hobbies o mejor aún, de tus propias destrezas o de tus experiencias. Una vez que tienes claro lo que quieres, haz lo que haga falta para impulsar tus ánimos cuando te asalten las dudas - yo escucho música realizo un proyecto creativo con mis hijas para disminuir la ansiedad y luego vuelvo a la carga-. Sigue tu instinto y pregúntate qué realmente te gusta, no trates de inventar la rueda, lo más sencillo será estar en tu elemento (consejo de una de mis mentoras).

2.- Tienes que ser perseverante. Si vas a empezar de cero, sabrás que todo comienzo tiene su parte dura pues hay que diseñar la estructura y poner los fundamentos de todo, si por el contrario ya tienes un caminito andado o decidiste lanzarte en una dirección diferente, recuerda hacer mucho análisis previo: tipo de producto o servicio, mercado, competencia, etc., y luego, cuando consideres el análisis exhaustivo, simplemente comienza con pequeñas cosas. Tendrás además, el doble reto de ser fuerte ante las críticas de tus amigas y de tu propia familia, resiste, ignora todo y sigue tus convicciones.

3.- Tienes que ser curiosa. Mantente informada. Si hay algo que a mí realmente me encanta -además de enseñar- es estar continuamente aprendiendo, tanto que ya me gané el mote o burla de un tío de la familia de “La mujer curso”. Es prioridad estar continuamente en formación. Entrénate y adáptate a los cambios es lo que hacen las grandes empresas también y por supuesto si ya tienes algo comenzado pregunta a tus clientes que quieren. Creo que desde que inicié con mi primer negocio propio, tuve claro que estar actualizada es la clave para avanzar. Yo constantemente estoy consiguiendo información para crecer, misma que estoy aplicando. Busca como yo, aprender de los mejores, déjate guiar por quienes están donde tú quieres estar. Un buen guía en los negocios, SI hace la diferencia.

Tiempo atrás formé parte de la organización de muchos eventos de naturaleza empresarial (como vicepresidenta de CANAGRAF Baja California Sur, organicé la expo de gira nacional, La Caravana de Emprendedores que estuvo en La Paz, BCS en 2010) pasando por la organización de muchas expos estudiantiles de  nivel preparatoria y universidad con temas sobre emprendimiento (Expo Createc, ITESM del Instituto Mar de Cortés, exposiciones de negocio de Unicat, Unipaz, Tecnológico de La Paz, entre otras instituciones locales) y gratamente vi pasar muchas ideas muy rentables curiosamente más de mujeres que de hombres, así que me tocó ver que estos grupos de alumnos con una buena guía, casi siempre de alguien de su sector o de su industria eran quienes mejor mostraban sus productos. En años recientes he participado, dentro de diversos entrenamientos del mundo on line o por internet y desde mi primer módulo sobre administración, hasta los más recientes sobre negocios y marketing estratégico, ha sido muy enriquecedor, dejarme guiar por los expertos. Esto refuerza entonces esta tercera actitud que ya te mencioné, mantente al día.

Por eso y volviendo a tus 3 actitudes básicas, te pido que comiences de a poco, con pequeñas actividades dentro de tu rutina diaria. Se trata también de introducirte en nuevos hábitos de efectividad. Así que Enfócate, Persevera e infórmate., poseer estas actitudes te ayudará a organizarte mejor; incorporar la  autodisciplina a tu acervo de actitudes, tema que comentaré  en un próximo artículo. Para finalizar y con el  ánimo de activar tú entusiasmo querida lectora, te dejo con esta frase que leí por allí atribuida al escritor Paulo Coelho:

                 “Nadie está a salvo de las derrotas, pero es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños que, ser derrotado sin saber por qué se está luchando.” 

¡Lánzate a la aventura de probar o mejor aún a la experiencia de activar una idea que ronda en tu cabeza desde hace algún tiempo, puede ser que eso que tú crees imposible – ahora- y con las herramientas que te iré mostrando, resulte más fácil de lo que imaginas! Nos reunimos pronto. . .

Vistas: 158

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio